Comprar Mascarillas Béjar

La CTS denuncia graves problemas de organización en el nuevo hospital de Salamanca



Redacción i-bejar.com
Septiembre 20, 2021

La Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad de Salamanca denuncia la pasividad de sindicatos y Gerencia ante la situación

Nuevo Hospital de Salamanca

Desde la Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad de Salamanca (CTS) explican algunas de las dificultades con las que se están encontrando los trabajadores en el nuevo hospital de Béjar. Las grandes distancias para desplazar camas, carros de comida y ropa de lencería, realizados por el mismo personal, que antes tenía que recorrer una cuarta parte de distancia, ocasionan un grave problema de organización y dificultan la dinámica de funcionamiento correcta del nuevo hospital, algo que como advierten sólo se resolverá contratando más personal.

"Las grandes distancias en el hospital, con sus enormes pasillos, han aumentado el tiempo que se emplea para cualquier acción. El traslado de un paciente para realizarse una prueba diagnóstica, por ejemplo, ha cuadriplicado el tiempo que antes se empleaba, lo mismo ocurre con el traslado de los carros de comida desde el edificio de cocinas hasta las plantas de hospitalización".

Desde la coordinadora denuncian la pasividad de los sindicatos y la gerencia para resolver los problemas, e indican que son los propios trabajadores los que se enfrentan entre ellos a la hora de realizar sus trabajos porque el número es insuficiente. "Los TCAE se quejan, con razón, pues el estatuto marca claramente que no es su función, porque tienen que empujar los carros de comida que les dejan en la entrada de la planta para repartir las bandejas a los pacientes. Los operarios de servicio de cocina dejan los carros en la puerta de la planta porque tienen que ir a por otro carro para repartir a otros pacientes y si se quedan no comen otros pacientes".

Todo, porque las distancias han aumentado considerablemente y el personal es el mismo. Para CTS este problema es extensivo a los celadores que desplazan las camas de los pacientes, con el mismo personal es imposible cubrir las distancias actuales y que sea fluida la atención a los pacientes, algo que también ocurre con el personal de lencería que reparte la ropa por el hospital, que además, "no tienen ni lugar ni una silla donde sentarse", afirman.

La Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad de Salamanca considera imprescindible y urgente la contratación de más operarios de servicio para cocina, que acompañen a las TCAE para repartir las comidas a los pacientes hospitalizados, puesto que las distancias hacen inoperativo este reparto con la actual plantilla. Al mismo tiempo urgen el aumento de plantilla de celadores y lencería "si queremos que los tiempos de actividad sean adecuados. Con los celadores es necesario mejorar la organización de estos profesionales, que con su actual jefatura deja mucho que desear y ocasiona malestar entre estos. Llevan años engañándonos con los estudios de Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad de Salamanca necesidades de plantilla en cocina y para celadores, ahora llegan tarde como siempre".

Además, recuerdan a la dirección que el personal tiene derecho a una taquilla dentro del hospital para cambiarse de ropa. "No se entiende que el servicio de Medicina Preventiva se esfuerce en hacer circuitos, evitar que se esté con ropa inadecuada trabajando, que se prohíba salir del hospital con ropa de trabajo para evitar infecciones y al mismo tiempo decenas de trabajadores tienen que desplazarse con ropa de trabajo desde el Virgen de la Vega por la calle llueva o nieve. Para colmo, en algunas zonas quirúrgicas no existen vestuarios para ponerse los trajes quirúrgicos. Un sinsentido que además cuenta con la pasividad de la Junta de Personal desaparecida durante la pandemia y el traslado al nuevo hospital, abandonando a los trabajadores sin ofrecer ninguna solución a los problemas que están surgiendo", concluyen desde la coordinadora.