Numeroso público arropa la presentación del libro sobre el topónimo Béjar

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Noviembre 11, 2019 - 14:54

Manuel Antonio Marcos Casquero desgranó su interés por la toponimia y la etimología,  así como el origen del topónimo Béjar.

Presentación de Historia, lingüística y geografía del topónimo Béjar en el Casino Obrero

Ayer, 8 de noviembre, se dio a conocer en el Casino Obrero de Béjar Historia, lingüística y geografía en el estudio del topónimo Béjar de Manuel Antonio Marcos Casquero, que esperamos sea de obligada lectura, como aquel El habla de Béjar del mismo autor que fue merecedor del Premio “Villar y Macías” del Centro de Estudios Salmantinos.

Desde que en 2017 el CEB presentara el libro de Juan Manuel Ramos Berrocoso José Benavides Checa (1844-1912) y la recuperación documental de la historia medieval de Béjar. Transcripciones y relación de fuentes perdidas o inéditas, el Centro de Estudios Bejaranos no había tenido el placer de integrar nuevas publicaciones a sus colecciones, fuera de las biografías de la Colección “Don Francés de Zúñiga”, los discursos de ingreso de sus miembros y las revistas Estudios Bejaranos de periodicidad anual. 

Ante una concurrida sala de exposiciones, el presidente del Casino Obrero, Francisco Javier Martín Peña hizo una breve presentación del acto, tras la cual intervino Josefa Montero García en su calidad de presidenta del Centro de Estudios Bejaranos. A continuación la secretaria del Centro, Carmen Cascón Matas, explicó la dinámica del acto.

Una vez desgranado el extenso currículum del catedrático de Filología clásica de la Universidad de León, con más de cuarenta publicaciones sobre el mundo griego y romano, y los primeros compases de la Edad Media, Carmen Cascón centró su explicación en el interés del autor por la temática bejarana. En este sentido, Marcos ha investigado sobre los más variados temas, algunos de ellos publicados por entregas en el semanario local Béjar en Madrid, como “La iglesia de Santiago”, “El origen del topónimo de Cantagallo” y “Acotaciones histórico-filológicas en el origen del topónimo Béjar”, que se puede considerar el origen del libro que hoy se presenta. Quizá el más conocido de su autoría centrado en nuestras ciudad sea El habla de Béjar, con el que ganó el premio “Villa y Macías” del Centro de Estudios Salmantinos.

Josefa Montero García explicó a los asistentes el proceso de consideración, revisión y edición de este trabajo, un ámbito desconocido que conlleva muchas horas de trabajo.

Manuel Antonio Marcos Casquero, a través de las preguntas de Carmen Cascón y Josefa Montero García, fue desgranando su interés por la toponimia y la etimología, un interés que le ha llevado a investigar el origen del topónimo Béjar. Para ello ha recurrido a disciplinas tales como la historia, la geografía y la toponimia sin las cuales habría sido imposible indagar en el pasado con el fin de llegar a tan ambicioso objetivo.

En las 194 páginas del libro rastrea cada uno de los topónimos que la historiografía y las fuentes daban por buenos como origen de nuestro topónimo, tales como Beikor, Deóbriga, Berga, Bíclara, Bigerra, Abejar u otros de origen árabe o hebreo. Cada uno de ellos conforma un capítulo hasta un total de nueve. No deja de lado Marcos Casquero la indagación en el pasado más remoto de nuestra ciudad, recurriendo a la lápida de Valentino, único resto romano que conocemos, las lápidas visigodas, la lápida sepulcral hebrea de Doña Fadueña o las fuentes documentales, el patrimonio artístico o las tradiciones tales como el inventario de Alonso Mateos Díez y Oliva, los escudos del Calvario del edificio consistorial o la leyenda de los hombres de musgo.

El  libro, de obligada lectura, ya está en venta en librerías, integrado en la serie “Varia Bejarana” del CEB con el número 6.