Marcos Sala Ivars recibe el Premio “Ciudad de Béjar” 2019 del CEB

Redacción i-bejar.com
Septiembre 07, 2020

El acto, que habría tenido lugar en circunstancias normales durante el mes de mayo, se realizó a puerta cerrada en el salón de plenos del Ayuntamiento de Béjar

La presidenta del Centro de Estudios bejaranos entrega el premio al ganador

El sábado 5 de septiembre fue entregado a Marcos Sala Ivars, doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y colaborador honorifico de la misma, el Premio “Ciudad de Béjar” en su edición de 2019 por su trabajo de investigación El tesoro samurái de Béjar. Estudios sobre la Colección “Valeriano Salas” de Béjar de guardas de sables japoneses. 

El acto, que habría tenido lugar en circunstancias normales durante el mes de mayo, se realizó a puerta cerrada en el salón de plenos del Ayuntamiento de Béjar con la asistencia de una docena de miembros del Centro de Estudios Bejaranos y del ex-alcalde de Béjar, Alejo Riñones Rico. Minutos antes había tenido lugar una rueda de prensa donde los medios de comunicación pudieron hacer preguntas al flamante ganador. El acto de entrega fue moderado por la presidenta del Centro, Josefa Montero García, quien agradeció a Marcos Sala Ivars su presencia y su acertada iniciativa de presentar su trabajo al Premio, pues resultó ganador por unanimidad de un total de tres investigaciones que compitieron en esa edición. Recordó que el Centro de Estudios nombra en estos casos una Comisión encargada de valorar las monografías que, a su vez son remitidas a expertos externos e internos en los temas tratados. Una vez obtenidas las opiniones pertinentes, dicha Comisión remite su dictamen a los miembros que lo aprueban en pleno ordinario. En este caso la votación final se produjo el 29 de febrero de 2020. La de 2019 fue la edición número XXIII, aunque sólo se han concedido siete premios por quedar desierto en las restantes ocasiones. El último fue de 2015 y el agraciado fue el trabajo Vuestros y de la causa obrera. La gran huelga textil de los siete meses en Béjar (1913-1914) de Manuel Carlos Palomeque López. 

Tras las palabras de la presidenta, Elena Martín Vázquez, alcaldesa de Béjar, alabó la labor cultural del Centro de Estudios Bejaranos que no se ha interrumpido durante el confinamiento, poniendo a disposición de los lectores diversas publicaciones de su catálogo de descarga gratuita en su página web. Además tiene constancia del importante trabajo que desarrolla para los bejaranos y la cultura local, con el fin de conocer un poco mejor Béjar y su pasado desde su fundación hace casi 30 años. Y anima a que continúen sin descanso, pues obtendrán en todo momento el apoyo consistorial. Asimismo dio la bienvenida a los tres nuevos miembros votados en el último pleno ordinario y dio la enhorabuena a Marcos Sala Ivars por su premio. 

Posteriormente Carmen Cascón Matas, secretaria del Centro, leyó unas breves líneas del acta del pleno en que se concedió el Premio “Ciudad de Béjar” 2019. Es entonces cuando Josefa Montero García, en nombre del CEB, hizo entrega efectiva de este galardón a Marcos Sala Ivars, consistente en un diploma, 500 euros y la edición futura de su trabajo en formato papel. 

Una vez concluida la pequeña ceremonia de entrega, tomó el testigo Marcos Sala Ivars, quien agradeció al Centro la concesión del Premio y desgranó algunas de las claves del mismo, explicando su pasión por el mundo japonés y su acercamiento a las piezas de guardas de sables japonesas coleccionadas por Valeriano Salas Rodríguez. El conocimiento de su existencia le llegó por medio de la bibliografía consultada y por las referencias de investigadores que le precedieron, con la particularidad de que su trabajo reactualiza las investigaciones precedentes, siempre parciales, con nuevos conocimientos. Estudia pormenorizadamente cada una de las piezas, encuadrándolas en su contexto, ofreciendo fechas y nombres de artistas, escuelas y tradiciones, lugares de producción, materiales y motivos decorativos. Además recordó que los estudios sobre arte japonés están prácticamente en mantillas a nivel nacional e incluso internacional, por lo que su estudio es inédito y novedoso. Declaró que la Colección “Valeriano Salas”, sita en el convento San Francisco de Béjar, es una de las mejores de España en su género, con piezas que van desde el siglo XVII al XIX, y de una extraordinaria calidad. Y que además está expuesto, singularidad que no se produce en otras colecciones españolas por considerar las guardas de sables japonesas de escaso interés para ser mostradas al público e incluso estar mal conservadas. 

Una vez concluida su intervención, Josefa Montero García dio por concluido el acto no sin antes ofrecer un turno de preguntas a los asistentes. 

La jornada concluyó con una visita guiada a la Colección “Valeriano Salas” de guardas japonesas por el propio Marcos Sala Ivars durante la tarde, con asistencia de un puñado de personas por motivos sanitarios.