La conferencia del CEB sobre la infancia pone de manifiesto una lacra de un pasado cercano



Redacción i-bejar.com
Marzo 24, 2022

Esteban de Vega explicó que el tema de su tesis doctoral fue precisamente la beneficencia, la previsión y la acción social en Salamanca durante el periodo de la restauración.

Josefa Montero, presidenta del CEB, y Mariano Esteban,catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca, en el centro de cultura San Francisco

Como complemento a la exposición de la Diputación de Salamanca “Vidas expuestas. Niñas y niños expósitos en el Archivo de la Diputación de Salamanca”, abierta en la sala de exposiciones del convento de San Francisco hasta el 18 de abril, el Centro de Estudios Bejaranos organizó el miércoles 23 de marzo la conferencia del catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca Mariano Esteban de Vega en el salón de actos del CMC San Francisco de Béjar.

El acto fue prologado por la presidenta del CEB, Josefa Montero Garcia, quien ofreció unas pinceladas sobre el extenso currículum del conferenciante. El profesor Esteban de Vega agradeció la invitación a venir a la ciudad textil y explicó que el tema de su tesis doctoral fue precisamente la beneficencia, la previsión y la acción social en Salamanca durante el periodo de la restauración, aunque en su charla se retrotrajo al Antiguo Régimen en un primer momento para contextualizar la situación en fechas previas al meollo de su investigación. La acogida de los niños y niñas abandonados correspondía en un primer momento a las instituciones privada antes del siglo XIX, una tarea que fue asumida por las diputaciones provinciales de la época liberal. Desglosó los motivos por los que las familias se veían obligadas a abandonar a sus hijos en los tornos de las inclusas tales como las guerras, las crisis económicas la imposibilidad de atender a un excesivo número de hijos, la viudedad de las madres o los embarazos no deseados. En la provincia de Salamanca existían tres casas-cuna, la principal en la capital y dos más en Ciudad Rodrigo y en Béjar, cuya documentación se encuentra íntegramente atesorada en el archivo de La Salina.

Mariano Esteban de Vega dejó claro que todavía no se ha realizado un estudio exhaustivo de la casa-cuna bejarana, aunque a lo largo de la conferencia pudo ofrecer algunos datos generales sobre el número de niños expuestos en cada una. En ellas primaba la escasez tanto de personal como de lo más básico para atender a los niños, con tasas de mortalidad entre los infantes que llegó a superar el 50% en algunos periodos. Además de instalaciones para atender a los recién nacidos, se disponía de maternidades para que las madres dieran a luz a sus hijos y los dejaran allí bien temporalmente, bien de manera definitiva. Durante el siglo XX, el gran problema del abandono infantil en España se fue paliando por la introducción de medidas de control de natalidad, la mejora de la situación económica y el aumento de la demanda de adopción frente a la oferta.

La conferencia, sin duda un excelente complemento a la mencionada exposición, mostró a las claras un gran problema en la España de hace no tanto tiempo que tocó la sensibilidad de los presentes, al mostrar las condiciones de vida y muerte de miles de niños abandonados en la provincia y el desgarro de las familias ante esta obligación por múltiple motivos.

En esta actividad estuvieron presentes el alcalde de Béjar, Antonio Cámara López, y la concejala de Cultura Ana Vicente Peralejo, así como miembros del Centro de Estudios Bejaranos.