Alejo Riñones y Raúl Hernández prestarán declaración en calidad de investigados

Redacción i-bejar.com
Octubre 21, 2020

CxByC, lleva años denunciando ante la opinión pública, numerosas irregularidades relacionadas con La Covatilla

Alejo Riñones y Raúl Hernández en el centro de la foto. ARCHIVO

Ambos están citados en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Béjar, a partir de la querella presentada por accionistas de Gecobesa por delitos de presunta prevaricación administrativa, ratificada en la mañana del martes día 20, tras su admisión a trámite e inicio de las diligencias previas mediante Auto de fecha ocho de octubre, señalándose que los hechos que resultan de las actuaciones anteriores presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito.

Desde CxByC, llevan años denunciando ante la opinión pública, numerosas irregularidades relacionadas con La Covatilla. Ahora ha llegado la hora de que actúe la Justicia, iniciándose un proceso penal (unido a la reclamación patrimonial por importe de más de ocho millones de euros que, de forma paralela por la vía civil, se tramita a través de un expediente abierto por el Ayuntamiento de Béjar) que podrá conducir a la depuración de las responsabilidades de todo orden que corresponden en este caso, tras la liquidación y ruina de la antigua sociedad concesionaria. Una ruina ocasionada por un Decreto, anulado por arbitrario e injusto en sentencias judiciales, que fue instado por un concejal y firmado por un alcalde.

“Los socios de Gecobesa lo perdieron todo y sus cargos directivos se quedaron en la calle. Fueron, además, machacados y ciertamente denigrados públicamente por el alcalde y sus voceros” (aunque, en su momento, se habían puesto en la primera fila para inaugurar las inversiones que después negarían). Ahora, tras la reclamación patrimonial de sus pérdidas, los accionistas de Gecobesa que han presentado la querella, fundamentan su acción en que los querellados eludieron y ocultaron documentación, ignoraron informes de los técnicos y pervirtieron el procedicimiento administrativo, pasando por encima de los derechos que asisten a los ciudadanos, de manera “indiciariamente consciente, para conseguir un objetivo concreto: arruinar a su adversario”, defienden desde CxBy C.

CxByC siempre ha apoyado a La Covatilla como un elemento más que contribuye al desarrollo de la ciudad y su comarca. Los accionistas de Gecobesa, con su dinero, erigieron la estación de esquí y la gestionaron durante catorce años sin que los bejaranos tuvieran que aportar un solo euro; hasta que la irregular actuación (acreditada en varias sentencias) de quienes ahora se enfrentan a esta reclamación, les condujo a la ruina. Por esto, nos parece justo y conveniente que, como presuntos causantes del daño, se les exija su responsabilidad penal, además de la patrimonial, a ellos y a quienes pudieran haber colaborado en los hechos que se exponen.

Durante todos estos, años el partido político, legitimado por el ordenamiento jurídico y activo en la tarea de luchar por la más correcta organización del gobierno municipal y la justa distribución de derechos y deberes entre todos los ciudadanos, tal y como reza en sus Estatutos, ha venido denunciando, la mayor parte de las veces en solitario, numerosos casos de mala gestión municipal, ya sea en cuestiones de urbanismo, medio ambiente o régimen fiscal, junto a todas ellas también las irregularidades producidas (acreditadas posteriormente en sentencias judiciales) en torno a la liquidación de Gecobesa. Los fundamentos de la querella y la reclamación por parte de sus accionistas, reproducen y amplifican nuestras manifestaciones al respecto. Parece que ha llegado la hora de que los tribunales cumplan su cometido.