Ana deja cuantiosos daños materiales a su paso por Béjar

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Diciembre 11, 2017 - 18:06

El vendaval de lluvia y fuertes vientos dejó farolas caídas en la calle, iluminación navideña y vehículos con serios daños y hasta trozos de fachadas desprendidos sobre la vía pública

Los bomberos de Béjar tuvieron que efectuar una treintena de salidas para solventar los incidentes causados por el fuerte viento que azotó Béjar la pasada tarde noche. Las calles amanecieron con muchas tejas en el asfalto. Hasta el hospital se vio afectado por el desprendimiento de varias placas de la fachada, que cayeron sobre un vehículo de la zona.

Pero sin duda uno de los inmuebles más afectados fue la capilla de Las Amantes,  Nuestra Señora del Castañar, cuya cubierta fue arrancada por el viento casi en su totalidad. Los adornos navideños sufrieron también cuantiosos daños, desde la Corredera hasta la Plaza Mayor, donde una farola con jardinera en su parte superior se desplomó sobre un vehículo propiedad de un hostelero de la zona.

Los bomberos, con más de 30 salidas de emergencia,  se emplearon a fondo para retirar desde un árbol, caído en Monte Mario sobre uno de los locales de las peñas, hasta claraboyas metálicas en la Calle Colón. Fueron pocas las calles en las no tuvieron que intervenir.

ALERTA DE NEVADAS

En este orden de cosas, la Delegación del Gobierno en Castilla y León ha activado en la madrugada de hoy lunes, 11 de diciembre, y hasta nuevo aviso, la fase de alerta del Protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas (nevadas…) que puedan afectar a la Red de carreteras del Estado en amplias zonas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología, en las siguientes provincias de la región: desde las 00:00 horas, en las provincias de Zamora (Sanabria), León (Cordillera Cantábrica), Palencia (Cordillera Cantábrica), Salamanca (Cordillera Central); asimismo, desde las 03:00 horas de hoy, la Delegación del Gobierno ha activado la fase de alerta por nevadas en las provincias de Ávila (Cordillera Central), Segovia (Cordillera Central), Soria (Cordillera Ibérica), Burgos (Cordillera Cantábrica y Cordillera Ibérica).