Violencia en un partido de balonmano

Redacción i-bejar.com
Enero 22, 2008

"El día 19 de Enero de 2008 en el polideportivo de Béjar, se disputaba una competición deportiva de Balonmano en la cual se enfrentaban Bejar - Universidad de Valladolid, todo transcurría dentro de la normalidad, cada uno animando a su respectivo equipo,

La Voz de Salamanca (Rocío Gutiérrez) / "El día 19 de Enero de 2008 en el polideportivo de Béjar, se disputaba una competición deportiva de Balonmano en la cual se enfrentaban Bejar - Universidad de Valladolid, todo transcurría dentro de la normalidad, cada uno animando a su respectivo equipo, hasta que a un grupo de personas que estaban detrás del banquillo del equipo visitante (Universidad de Valladolid) les dió por meterse con los aficionados del equipo de la Universidad de Valladolid, realizando entre otras las siguientes "hazañas" para impedir que animaran a su equipo: insultarles, desafiarles, tirarles pipas, no dejar verles el partido porque se ponían de pie delante de ellos, llamar a unos chicos que estaban tocando el bombo para que se pusieran justo en sus oídos a tocarlo … vamos un sinfín de "heroidicidades". Pensarán que eso es cosa de chiquillos, pero no, estas personas eran hombres hechos y derechos con sus 50 y tantos años ……. "

Para más "INRI", en el descanso los seguidores de la Universidad de Valladolid se decidieron poner justo en un extremo al otro lado del pabellón (enfrente de los banquillos de los jugadores, exactamente enfrente del banquillo de la Universidad de Valladolid) donde había menos aficionados del equipo de Béjar, pero cuando ya estaba empezando el partido, las personas que habían estado molestándoles (los del bombo) que hasta ese momento estaban donde habían comenzado a ver el partido, se pusieron justo detrás de los aficionados de la Universidad de Valladolid. Pero ahora no sólo tocaban el bombo en sus oídos, sino que también fueron a por una bocina, vamos un espectáculo lamentable y falto de todo respeto hacia los seguidores del otro equipo (Universidad de Valladolid) que hay que dejar claro que en ningún momento faltaron al respeto a nadie.

Pero que va la cosa no acaba aquí sino que para colmo tubo que venir la policía para "cachear" a un grupo de chicos (que estaban justo al lado de los del bombo y que también se habían estado metiendo con los seguidores del equipo contrario (Universidad de Valladolid)) porque uno de ellos había introducido un cuchillo en el pabellón con yo que sé que intención, pero vamos que luego nos lamentaremos y nos llevaremos las manos a la cabeza cuando pase alguna desgracia. Y digo yo, para eso hay colgada una pancarta en la que se aboga "POR UN DEPORTE SIN VIOLENCIA", vamos que como esto siga así no se podrá ir a ese pabellón a ver nada ….."

Vamos, que yo creo que ya es hora de que alguien tome cartas en el asunto, porque este comportamiento esta siendo habitual a lo largo de los años en este pabellón, ya que no es la primera vez que tratan a los aficionados de los equipos visitantes de este modo. Vamos y si hay que ir a ese pabellón escoltado con policias para poder animar a tu equipo pues habrá que ir así ….. aunque sea triste decirlo … porque todavía quedamos gente que disfrutamos con el deporte y animando a nuestro equipo sin hacer daño a nadie.

También es de recibo resaltar que un grupo de aficionados del equipo de Béjar (5 ó 6 personas) se quedaron al final del encuentro para hablar con los aficionados del equipo de la Universidad de Valladolid y pedirles disculpas por el comportamiento que habían tenido el resto de los aficionados de Béjar. A los que hay que dar las gracias por el gesto mostrado. Y lo normal es esto, que cada uno ánime a su equipo y que unas veces ganará un equipo y otras otro, pero que este comportamiento se tiene que cortar de raiz y en mí opinión son los propios seguidores de Béjar los que tendrían que intentar que este comportamiento tan nefasto y que hace tanto daño a su equipo no se repita.

Temas: