La Universidad de Salamanca homenajea a los represaliados durante la Guerra Civil



Redacción i-bejar.com
Diciembre 11, 2006

La Universidad de Salamanca tributará un homenaje a los miembros de la comunidad universitaria que fueron represaliados durante la Guerra Civil, en la sesión académica que tendrá lugar hoy lunes a las 12:00 horas en el Paraninfo de las Escuelas Mayores.

Redacción I-Bejar.com / El acto, que se desarrollará bajo el título “No pudimos decir ayer…”, pretende homenajear a miembros de la Universidad de Salamanca represaliados durante la Guerra Civil, así como a sus familiares, “sin olvidar que las represalias se extendieron a estudiantes y personal de administración y servicios que no constan en el Archivo Histórico de la institución académica”, según explicó en rueda de prensa el rector, Enrique Battaner, que estuvo acompañado por el catedrático del Departamento de Economía e Historia Económica, Ricardo Robledo.


El homenaje, al que asistirán familiares de los represaliados y tres ex alumnos que sufrieron esta represión Maximiano Vallejo, Agustín Froufe y Santiago Polo, contará con las intervenciones de los historiadores Edgard Malefakis y Gabriel Jackson (Premios Nebrija de la Universidad de Salamanca), el escritor salmantino Luciano G. Egido y el catedrático de Historia de la Medicina Luis Sánchez Granjel.


Los homenajeados serán: José Andrés Manso (profesor de Magisterio), José Benito Mampel (catedrático de Derecho Mercantil), Santiago Calo, Álvaro Calvo Alfageme (catedrático de Derecho Mercantil), José Camón Aznar (catedrático de Filosofía y Letras), Darío Carrasco Pardal (auxiliar temporal de la Facultad de Medicina), Luís Domínguez-Guilarte Villar (ayudante de clases prácticas de la Facultad de Derecho), Jesús Esperabé de Arteaga González (profesor adjunto del Departamento de Derecho Político), Vicente García Holgado (alumno de Medicina), Agustín Íscar Alonso (auxiliar temporal de la Facultad de Derecho), Teodoro Vicente López Jiménez (auxiliar temporal de la Facultad de Medicina), Juan Maeso Maeso (alumno interno de la Facultad de Medicina), Miguel Moraza Ortega (catedrático de Terapéutica quirúrgica), José Antón del Olmet y Oneca (catedrático de Derecho Penal), Godeardo Perlata Miñón (catedrático de Anatomía Topográfica y Otorrinolaringología), Julio Pérez Martín (auxiliar temporal de la Facultad de Medicina), Luís Portillo Pérez (ayudante de clases prácticas de la Facultad de Derecho), Casto Prieto Carrasco (alumno interno de la Facultad de Medicina), Manuel Prieto Carrasco (alumno interno de la Facultad de Medicina), Wenceslao Roces Suárez (catedrático de Derecho Romano), Laureano Sánchez Gallego (catedrático de Instituciones de Derecho Romano), Julio Miguel Sánchez Salcedo (auxiliar interino “gratuito” de la Facultad de Ciencias), Wilfredo Santos González (alumno interno de la Facultad de Medicina), Ángel santos Mirat (auxiliar temporal de la Facultad de Derecho), Humberto Sinovas del Olmo (alumno interno de la Facultad de Medicina) y Miguel de Unamuno y Jugo (rector de la Universidad).


Con este acto, la Universidad salmantina trata de “reparar aquella injusticia sin ánimo alguno de pasar factura, siendo conscientes de que el olvido supondría manipular la memoria al premiar la violencia y castigar con el silencio a quienes defendieron los ideales de democracia en los que se basa nuestra convivencia”, según precisó el rector.


Para Robledo con este homenaje se recupera también “la imagen de la Universidad que desde fines del siglo XVIII había acogido las ideas más renovadoras del pensamiento moderno, objeto precisamente de censura por quienes quisieron acabar con la inteligencia”.


“El hecho de que casi una cuarta parte de los profesores de la Universidad de Salamanca fuera objeto de represión indica que no sólo fue la institución que legitimó con sus escritos la sublevación o que aportó personal para depurar a otras universidades, sino que también la sufrió”, subrayó el coordinador del acto.

Temas: