La "Torre de Fuego" aumenta el potencial del Parque Municipal de Bomberos de Salamanca



Redacción i-bejar.com
Febrero 13, 2013

Antonio Silván y Alfonso Fernández, han visitado hoy este centro destinado a mejorar la formación, la preparación y la profesionalización

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández, han visitado hoy este centro destinado a mejorar la formación, la preparación y la profesionalización de los bomberos para logar una mayor eficacia en la protección ciudadana. La Junta de Castilla y León ha promovido en los últimos años 307 acciones formativas para un total de 5.473 alumnos con el fin de mejorar las tareas que realizan los bomberos de Castilla y León.

El Sistema de Entrenamiento en Fuego del que dispone el Parque Municipal de Bomberos de Salamanca, más conocido como la 'Torre de Fuego', ha contribuido a aumentar el potencial del Parque Municipal de Bomberos de Salamanca como escuela de formación. Antonio Silván y Alfonso Fernández han visitado hoy este centro para las prácticas de fuego que es una realidad gracias a la colaboración entre ambas instituciones y que se materializó a través de un convenio firmado para sufragar el coste de la obra que ascendió a 1.034.423 euros, de los cuales la Junta de Castilla y León ha aportado 626.489 euros.

Este equipamiento, del que forman parte aulas de formación, sala de conferencias con capacidad para 120 asistentes, sala de control de esfuerzo, vaso de prácticas subacuáticas con profundidad máxima de 8,5 metros, patio de maniobras con una superficie superior a 500 metros cuadrados y un módulo deportivo con pistas, máquina de entrenamiento y rocódromo, han convertido al Parque en un centro de formación de referencia en la comunidad autónoma.

El Sistema de Entrenamiento de Fuego mejorará la formación, la preparación y la profesionalización de los bomberos para logar una mayor eficacia en la protección ciudadana. El sistema está diseñado para el entrenamiento en fuego de interiores de los bomberos de nuevo acceso que han de pasar por la academia; la realización de prácticas por dotaciones de bomberos y otros servicios integrados en el Sistema de Protección Civil; y profesionales de servicios de prevención de riesgos de otras instituciones que necesiten tener una primera aproximación a la extinción de fuego, en condiciones de completa seguridad. Más de 200 bomberos de una decena de parques de la Comunidad y de la región norte de Portugal han realizado ya entrenamientos en esta torre. Esta formación se enmarca en el proyecto de Cooperación Transfronteriza denominado 'Bisal II', que se desarrolló el último trimestre del pasado año, en colaboración con la Junta de Castilla y León.

Más de 5.400 bomberos de Castilla y León formados en los últimos años

La Junta de Castilla y León ha promovido en los últimos años un total de 307 acciones formativas para 5.473 alumnos bomberos. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha señalado que estas actuaciones “ponen de manifiesto la coordinación entre las administraciones en materia de formación para extinción de incendios, seguridad y protección civil”.

Para la puesta a punto de este centro de prácticas ha sido necesaria la formación y certificación de más de una veintena de instructores debido al complicado manejo del mismo, a través de simuladores que reproducen situaciones que se generan con fuego real en espacios confinados.

El desarrollo de la actividad formativa se centra en prácticas de entrenamiento de las maniobras de extinción de fuego en vivienda, según el protocolo que cada parque tenga establecido, en las cuatro plantas inferiores de la torre, donde se simulan diferentes situaciones de incendio que, aunque no equivalen a situaciones reales imponen, en algunos parámetros, condiciones de dificultad similares a las que puedan encontrarse en un fuego real como son las llamas, temperaturas elevadas y locales inundados de una niebla parecida al humo.

Durante la visita Antonio Silván y Alfonso Fernández han tenido la oportunidad de conocer las instalaciones de las que dispone el Parque Municipal de Bomberos y presenciar el entrenamiento habitual de los bomberos en esta Torre de Fuego, que tiene la reproducción en su sótano de un garaje, de un comercio en la planta baja y de una vivienda unifamiliar en su primera y segunda planta.