Comprar Mascarillas Béjar

A ti, vecino



Redacción i-bejar.com
Mayo 13, 2008

Desde el nacimiento de las Asociaciones de Vecinos, su lucha por asegurar que las necesidades básicas de los ciudadanos estén cubiertas ha sido una constante. Hoy, cuarenta años después, su empeño por el agua, la luz, el alcantarillado, el asfaltado, el t

La Voz de Salamanca (José Maria Collados) / Desde el nacimiento de las Asociaciones de Vecinos, su lucha por asegurar que las necesidades básicas de los ciudadanos estén cubiertas ha sido una constante. Hoy, cuarenta años después, su empeño por el agua, la luz, el alcantarillado, el asfaltado, el transporte público, la sanidad, la educación, la cultura y, en definitiva, la consecución de una calidad de vida digna ha supuesto un proceso de toma de conciencia y esfuerzo colectivo.

Gracias a ello, en este momento, muchos de esos problemas pueden considerarse superados, sin embargo, no todo está hecho, y las asociaciones de vecinos son tan necesarias como siempre con retos como la eliminación de las listas de esperas en la sanidad, el adecentamiento de muchas calles y parques, el acceso a la vivienda, la convivencia, la inmigración e integración, el acceso a las nuevas tecnologías o la problemática de las antenas de telefonía móvil.

Por suerte, hoy como ayer, siguen existiendo personas, vecinos, que tras su jornada laboral formal fichan en la otra jornada que no implica salario ni remuneración. Que quitando el tiempo de sus amigos, su familia y su ocio lo usan para la defensa de los derechos de los vecinos reivindicando mejoras en los barrios.

A pesar de los impedimentos institucionales, todavía siguen creando vecinos e intentando que cuando nos subamos a un ascensor saludemos a quien toma ese viaje con nosotros. A pesar de la falta de ayudas, siguen esforzándose en hacer unas modestas fiestas para que la llamada identidad de barrio no desaparezca. A pesar de la baja participación, luchan porque las personas sigan siendo personas y que el contacto personal entre los vecinos de un barrio no se pierda.

La Federación de Asociaciones de Vecinos y sus asociaciones no tienen liberados, no pagan facturas personales de móviles, no compran coches oficiales. Las asociaciones funcionan única y exclusivamente gracias al trabajo altruista de sus miembros y a tantos y tantos vecinos que las apoyan. Funcionan con la ilusión de los vecinos y luchan hasta las últimas consecuencias para que las demandas que plantean, siempre guiadas por la idea de justicia social, sean atendidas.

Nadie pide que se les agradezca nada, pero tampoco es justo que se les trate como profesionales ni como políticos cuando ni lo son ni pretenden serlo, son simplemente vecinos. Vecinos que forman parte también de esta Democracia y que lo único que pretenden es mejorarla y evitar que el político de turno crea que tiene el derecho de hacer lo que le viene en gana por ganar unas elecciones cada cuatro años. Porque, que no lo olvide nadie, los políticos y las instituciones están al servicio de los vecinos y no al contrario.

Presidente de FEVESA

Temas: