Los socialistas denuncian el abandono de los pueblos por parte del PP de la Diputación

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Octubre 10, 2019 - 15:17

Denuncian que la Diputación iniciará el ejercicio con un remanente cercano a los 80 millones de euros sin que se haya invertido el dinero en las necesarias infraestructuras

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca, Fernando Rubio, acompañado por el diputado provincial responsable del Área de Fomento, Manuel Ambrosio Sánchez

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca, Fernando Rubio, acompañado por el diputado provincial responsable del Área de Fomento, Manuel Ambrosio Sánchez, han denunciado la “incapacidad absoluta” del equipo de gobierno del PP en la institución provincial a la hora de gestionar la provincia.

En este sentido, el portavoz socialista del Área de Fomento en la Diputación salmantina, ha lamentado que, en enero del año próximo, la tesorería de la institución provincial comenzará con un remanente de entre 70 y 80 millones de euros, o lo que es lo mismo, dinero paralizado o guardado en el cajón que debería haberse gastado o invertido ya en obras, proyectos e infraestructuras anunciadas a bombo y platillo, prometidas, o incluso presupuestadas, pero que todavía no sólo no se han ejecutado sino que no se ha dado ni el primer paso para llevarse a cabo. Un situación y un hecho que el diputado provincial del PSOE califica como inaceptable, que demuestra la “nula capacidad del equipo de gobierno del PP para gestionar la provincia, y mucho más grave si se tiene en cuenta el contexto de despoblación y de falta de oportunidades en el que vive o padece la provincia salmantina”.

En su argumentación, y a modo de ejemplo, el portavoz socialista en el área de fomento se ha referido a las dos modificaciones de crédito aprobadas en el Pleno de marzo, “curiosamente” antes de las elecciones de los meses de abril y mayo, con una inversión prevista para la provincia de unos 11 millones de euros, de las que a día de hoy nada se ha hecho.

La primera de ellas, 5.000.000 de euros para el sistema de depuración de aguas residuales, sin que se haya dado ningún paso, y tan solo exista el encargo de un estudio preliminar. La segunda, 6.000.000 de euros en servicios de banda ancha para los Ayuntamientos de la que no existe nada de nada. Y todo ello a pesar de que según reconoció, y justificó el propio gobierno en el Pleno de marzo donde fueron aprobadas, los expedientes de dichas modificaciones de crédito no pueden demorarse para el año 2020, y para el que tan solo quedan poco más de dos meses.

Una situación y un hecho que se repite con los 8.000.000 de euros del Plan de Carreteras del 2019, que debería ejecutarse en este año, y que cuando queda poco para acabar este ejercicio todavía no se ha tramitado ni ha sido aprobado en Pleno.

También sucede lo mismo con los más de 2 millones de euros del mismo Plan de Carreteras provinciales del 2017, donde muchos de sus proyectos se están licitando ahora. O los 2.000.000 de euros del Plan de carreteras no provinciales cuya convocatoria acaba de salir ahora.

Tanto Rubio como Ambrosio han coincidido en asegurar que la gestión de la institución provincial está basada en “la pasividad, la incapacidad y la falta de compromiso, centrada única y exclusivamente  en anuncios electoralistas y promesas que después se olvidan o se incumplen. Una Diputación y un equipo de gobierno que, dado el panorama de la provincia, Salamanca no se puede permitir”.