Comprar Mascarillas Béjar

Repartir octavillas y folletos "sin permiso municipal" es una "infracción grave"



Redacción i-bejar.com
Mayo 25, 2008

La nueva ordenanza 'Contra el vandalismo y las conductas antisociales' recien aprobado obliga a perdir un permiso administrativo para repartir octavillas o folletos en la vía pública. Así mismo, los ciclistas podrán ser objeto de multa si los agentes cons

La Voz de Salamanca (Terra noticias) / La nueva ordenanza ’Contra el vandalismo y las conductas antisociales’ recien aprobado obliga a perdir un permiso administrativo para repartir octavillas o folletos en la vía pública. Así mismo, los ciclistas podrán ser objeto de multa si los agentes consideran que pone en peligro la seguridad "en ningún caso la velocidad sea muy superior a la de una persona caminando".

El Ayuntamiento de Salamanca presentó ayer el avance de su primera ordenanza ’Contra el vandalismo y las conductas antisociales’, que tipifica los nuevos actos en esta materia que serán perseguidos por la Policía Local.

Una de las cuestiones que está llamada a suscitar polémica en la nueva ordenanza es la consideración de ’infracción grave’, con multa de 1.500 euros, la acción de ’repartir, esparcir o tirar toda clase de folletos y octavillas en la vía pública’. Aunque la primera redacción realiza esta prohibición de forma absoluta, el concejal aseguró que ’se podrá hacer con permiso municipal’.

Entre las principales novedades, destaca la ’regulación’, a través de esta normativa, de la circulación en bicicleta y patines por las aceras y calles peatonales, que podrán ser objeto de multa si los agentes consideran que pone en peligro la seguridad del resto de viandantes.

El concejal de Protección y Seguridad Ciudadana, Francisco Albarrán, aseguró que el uso por parte de algunos ciudadanos de la bici para transitar por aceras y vías peatonales había suscitado en los últimos meses ’muchas denuncias’ y afirmó que un posible atropello en estos casos ’podría provocar problemas de responsabilidad civil que no podemos asumir’. En cualquier caso, el concejal aseguró que ’está prohibido’ circular en bici por estas zonas y advirtió que los agentes vigilarán ’que en ningún caso la velocidad sea muy superior a la de una persona caminando’, lo que obligaría en la mayoría de las ocasiones al ciclista a circular a pie.

La nueva ordenanza establece multas de hasta 3.000 euros para las infracciones más graves, capítulo en el que se incluye talar o arrancar árboles en la vía pública, parques y jardines; arrojar o depositar residuos en la red de alcantarillado; impedir el tránsito normal de personas por las aceras de forma deliberada; y obstaculizar los servicios públicos. Mientras, realizar cualquier rotura de bien público, efectuar cualquier pintada, inscripción o grafismo en calzadas, muros y fachadas o depositar residuos en la vía pública tendrá una sanción de 1.000 euros. Las faltas consideradas menos graves, que incluyen 16 supuestos -desde subirse a árboles y arbustos hasta no recoger los excrementos de animales-, tendrán una sanción de 750 euros.

Albarrán defendió la necesidad de una ordenanza que responde a una ’importante demanda social’ y señaló que su principal objetivo es ’reprimir las conductas antisociales, reparar los daños causados y proteger los bienes públicos y privados frente a las agresiones’. En este sentido, el concejal destacó que cada año el Ayuntamiento de Salamanca destina 300.000 euros a reparaciones para paliar los destrozos que sufren bienes públicos y mobiliario urbano, fundamentalmente los fines de semana.

Temas: