Reflexiones ante la crisis del textil en Béjar



Redacción i-bejar.com
Enero 24, 2008

Artículo de Luis Ibáñez para Béjar FM - La Voz de Béjar

La Voz de Salamanca (Luis Ibañez/Béjar FM) / En la edición del 21/01/08 La Gaceta Regional de Salamanca, y no abriendo página en provincia, sino la edición del periódico, y en portada, podíamos leer: “Béjar perdió más del 60 por ciento de sus industrias textiles en los últimos 15 años. El cierre de Hispano Textil, en 1993, marcó el declive final del sector. La industria contaba entonces con 1.048 obreros; ahora son apenas 350”. El artículo nos recordaba al final que en la actualidad sólo hay en Béjar dos empresas textiles que rondan los cien empleados, y que en total, todavía sobreviven quince empresas del textil en Béjar.


Unos datos crudos, reales y desoladores. Pero como bien se apunta, esto no viene de ahora, pero tampoco de hace 15 años. Ya anteriormente cerraron fábricas textiles de mucha envergadura que no voy a recordar ahora, pero que en el inconsciente colectivo están presentes, y que al comentar todo esto, asaltan directamente a nuestra memoria el nombre de unas pocas, o de unas muchas, según se mire. Hasta ese entonces, la unión no se hizo efectiva. Quizás ese fue uno de los motivos, de los muchos motivos, del comienzo del mal que ahora aquejamos. La falta de movilización de entonces tuvo mucho que ver, por su omisión, en la no puesta en marcha de un dique de contención firme para el sangrado del textil en Béjar. Esa, bien pudiera ser una razón, que aún no siendo la fundamental, su ausencia sí fue necesaria y decisiva para el desastre presente. No vamos a analizar en un editorial las causas de la práctica desaparición de ese obstruido sector manufacturero en Béjar. No tendríamos suficiente espacio. Son tantas las circunstancias…


Pero una vez que el problema estuvo ahí, no fuimos capaces de poner pie en pared para detener la hemorragia. Si tomamos como referencia el punto de inflexión en el año 1993, tal y como pone La Gaceta, (aunque a nuestro juicio es anterior, muy anterior), podría significar a juicio de los especialistas, una de las causas por las que los socialistas perdieron la alcaldía de Béjar dos años más tarde. Recordemos en este punto que en el 95 subió al poder inesperadamente, (ni los del PP se lo esperaban), el que a la postre fue uno de los gestores más nefastos de la democracia en el Ayuntamiento de Béjar. Después de tan solo dos años de esa inflexión tomada de referencia por La Gaceta, y cuando aún se pudo coger al toro por los cuernos en la crisis del textil bejarano, ¿Ese inesperado alcalde hizo algo para evitar que fuera a más? La respuesta habla por sí misma con los datos aportados por el diario provincial.


Y tomando de nuevo los datos ofrecidos por ese periódico que no es nada sospechoso en su línea editorial para/con los intereses del partido representado por el nefasto gestor municipal; podríamos asegurar que, no solamente no se hizo nada para detener la sangría del textil, sino que fue a más, a mucho más. De esos 15 años de los que habla La Gaceta, no olvidemos que 12 pertenecen al gobierno municipal del PP, del Calientabanquillos (LGRS edición 05/05/07 pág 3 sección Local), y que si no toda la culpa, sí mucha parte de ella, de la situación actual, la tiene su siniestra gestión al frente del Ayuntamiento, que no aprovechó sus resortes y apoyos políticos de su propio partido durante su malhadado gobierno, aun teniendo en cuenta que coincidieron en el tiempo, durante ocho años, la administración del PP en la Junta de Castilla y León, en el Gobierno Central y en el Consistorio Bejarano. Sin embargo, no se hizo nada para el bien de Béjar. No se utilizó, en absoluto, ninguna de las posibilidades que otorga que un mismo partido gobierne tres instituciones a la vez y en simultáneo. Otras ciudades lo han aprovechado, y de qué manera, en Béjar perdimos esa oportunidad. Lo único que se hacía era ir a Cortes para Calentar el Banquillo, dormitar y quitarse los zapatos durante las sesiones.


Ahora, con este lodazal actual provocado por la ineficiencia e incompetencia del anterior Equipo de Gobierno, nos toca lidiar a los bejaranitos.


Pero, la cosa “no para aquí, que va, hay barcas pá seguir” que decían los grandes humoristas Martes y Trece. Para más INRI, y según ha podido saber Béjar FM de fuentes próximas al PP en Béjar, este infausto gestor municipal pretende presentarse a las próximas municipales para repetir la experiencia de hundirnos más en la miseria, si el PP consigue un repunte en la generales de Marzo.


Sin comentarios, es que… ¿No hay nadie en el PP mínimamente capacitado y coherente para abordar la presidencia de ese partido en Béjar y comarca? ¿Qué concepto tiene ese señor de los bejaranos, que somos masocas o tontos, que vamos a seguir confiando en quién nos hundió en el abismo del paro y del despoblamiento, que olvidamos tan fácilmente su nefasta, funesta, desastrosa y lamentable gestión municipal llenas de incompetencias manifiestas en todos los aspectos de la tarea pública? ¿Qué hemos hecho los bejaranos en nuestra vida anterior para que el karma fuera tan cruel con nosotros? ¿Con doce años de condena no hemos pagado ya de sobra lo que hubiéramos hecho en la vida anterior? Si no fuera así, es que habíamos sido muy malos todos, pero malos malísimos de matar a alguien ¿eh? Hay quien no acepta un NO por respuesta. Y normalmente, quien es así tiene un grave problema. El buen principio para asimilar un fracaso estrepitoso como fue el suyo en las urnas, es reconocerlo, sino, y según Freud, fundador del psicoanálisis: “La negación es un modo de tomar noticia de lo reprimido, es ya una cancelación de la represión, aunque no, claro está, una aceptación de lo reprimido”. “La creación del símbolo de la negación podría permitir al pensar un primer grado de independencia respecto de la consecuencias de la represión y, asimismo, de la compulsión del principio de placer”, y por tanto el problema subyacente podría derivar a consecuencias adversas para el paciente. Y eso habría que hacérselo mirar.

Temas: