Comprar Mascarillas Béjar

El PSOE pide que se anule la moción donde Unamuno fué depuesto como concejal.



Redacción i-bejar.com
Diciembre 21, 2006

Despues de que la semana pasada la Universidad de Salamanca homenajeara a los miembros de la comunidad universitaria represaliados durante la Guerra Civil, ahora el turno le toca al Ayuntamiento mediante una moción que presentara el Grupo Socialista en el

La Voz de Salamanca (M. Santos, elplural.com) / El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca pedirá en el próximo pleno municipal que se anule la moción aprobada en sesión secreta por el Consistorio el 13 de octubre de 1936 por la que se destituía a Miguel de Unamuno como concejal en dicha institución. La moción reclama también reivindicar la dignidad de todos los concejales de este Ayuntamiento elegidos democráticamente durante la II República y destituidos tras el golpe de Estado y condenar la represión y los asesinatos del entonces alcalde, Casto Prieto, y tres concejales.

El portavoz socialista, Fernando Pablos, anunció la presentación de esta moción como un gesto “simbólico desde el punto de vista de la rehabilitación moral” de la figura de Unamuno y que servirá para que el Ayuntamiento de Salamanca gane en “dignidad”. Unamuno fue elegido concejal el 12 de abril de 1931, pero tras el golpe de Estado contra la República se designó por decreto una nueva corporación municipal para sustituir a la existente, elegida democráticamente. Unamuno conservó entonces su puesto alegando “una razón de continuidad, pues soy concejal desde el 14 de abril de 1931 designado por el pueblo”.

La justificación inicial del golpe de Estado por parte de Unamuno, se tornó en pocas semanas en un rechazo absoluto hacia los militares sublevados contra el Gobierno legítimo. Su posterior enfrentamiento con Millán Astray en el Paraninfo de la Universidad, en el que pronunció su famosa frase, “venceréis pero no convenceréis”, motivó que al día siguiente, en sesión secreta, el Consistorio salmantino aprobara una moción por unanimidad para que fuera destituido de su cargo. Setenta años después, el portavoz socialista pidió “dejar sin efecto la moción”.

El Grupo socialista salmantino quiere también “reivindicar públicamente la dignidad de todos los concejales elegidos democráticamente durante la II República y destituidos en el mes de julio de 1936” y “condenar la represión padecida por los miembros de la corporación municipal, en especial los asesinatos” que sufrieron cuatro de sus miembros.

Desde el Grupo Socialista hay expectativas para que el Alcalde acceda a hacer este reconocimiento, aunque cabría recordar que enel homenaje del pasado 11 de Diciembre en la Universidad de Salamanca, Julían Lanzarote fué uno de los grandes ausentes y el Ayuntamiento fué representado por la Concejala de Cultura "Pilar Fernandez Labrador".

Temas: