¨La prostitución es una realidad que existe y todo el mundo lo sabe¨



Redacción i-bejar.com
Febrero 24, 2007

El colectivo hetaira es una organización sin ánimo de lucro, que surgió en 1995, integrando a prostitutas y no prostitutas, con la intención de mejorar la calidad de trabajo de dichas. Cuentan, como ellas mismas dicen en su página web, de una mínima subve

La Voz de Salamanca (Miguel L. Macia) / ¿Cuáles son las consecuencias de una deficiente legislación acerca de la prostitución?

El problema es el tipo de legislación actual, en la que la prostitución no es delito pero tampoco está reconocida como una actividad legítima. Las consecuencias son que las trabajadoras del sexo están sometidas a las arbitrariedades de las administraciones locales y a los abusos laborales de los empresarios de los locales de alterne que imponen sus normas sin que ellas tengan ningún derecho reconocido. Actualmente la prostitución es como si no existiera y eso somete a las trabajadoras del sexo a situaciones de mucha vulnerabilidad.

¿Cuáles serían las medidas inmediatas a tomar para favorecer la seguridad de las prostitutas?

. Establecer zonas donde se pueda ejercer la prostitución de calle con seguridad y tranquilidad.

. Persecución eficaz de las mafias que obligan a prostituirse a un sector de prostitutas, haciendo especial hincapié en las medidas de protección de las víctimas y favoreciendo que las que son inmigrantes puedan quedarse en nuestro país, si así lo prefieren.

¿Cuáles son las medidas más eficaces contra las mafias?

. Legalizar la prostitución voluntaria para que quede claramente delimitada de la coaccionada y así, el delito no pueda ampararse en la situación de semi-clandestinidad que hoy rodea a toda la prostitución.

. Ley de protección de testigos que tenga en cuenta que las mujeres son víctimas. Que los beneficios de la denuncia no sea en función de si los datos son significativos o no para el desmantelamiento de las mafias sino como compensación para las mujeres por el daño sufrido.

. Voluntad política para perseguir y detener a los verdaderos culpables y no sólo a las mujeres y a los cuatro desgraciados que las vigilan.

¿Su organización acoge también la prostitución masculina y homosexual?

En principio esa fue nuestra intención, pero los hombres que se dedican a ello en el marco de las relaciones heterosexuales no se manifiestan como tal y los que lo hacen en el marco de la homosexualidad se suelen organizar en las organizaciones homosexuales, con las que tenemos relaciones y establecemos acciones comunes cuando lo vemos conveniente.

¿Se ven amedrentadas por policías y/o otros organismos de seguridad?

Nosotras no, salvo cuando empezó el Plan Contra La Esclavitud Sexual del Ayuntamiento, en el 2004, que la policía municipal nos impedía repartir preservativos entre las prostitutas de Montera y nos amenazaba. Las trabajadoras del sexo, desde entonces, han sido sistemáticamente perseguidas y acosadas, especialmente por la policía municipal.

¿Cómo se debería concienciar a la sociedad?

Desestigmatizando el ejercicio de la prostitución y considerando legítimo este trabajo. Promoviendo la idea de que las prostitutas son mujeres como las demás, con dignidad y capacidad de decisión. Luchando contra el puritanismo y considerando que el sexo comercial no es una indignidad si se realiza entre personas adultas que así lo han decidido.

¿Consideran que hay una doble moral respecto a las prostitutas?

Evidentemente. La prostitución es una realidad que existe y todo el mundo lo sabe y muchos hombres la utilizan, pero no quieren que se vea, especialmente la prostitución más popular (las que ganan menos dinero) y la que capta su clientela en la calle que es la más visible y por ello la que suele desencadenar las protestas ciudadanas. De hecho, las prostitutas de alto estanding no están tan estigmatizadas e incluso algunas se hacen famosas sobre la base de su poca profesionalidad y de contar en los programas basura quienes son sus clientes, ocultando el hecho de que viven de ofrecer actos sexuales a cambio de dinero y escandalizándose si alguien les pone nombre a su medio de vida. Parece que la sociedad a quien peor tolera es al sector de prostitutas más profesionales, que imponen sus condiciones y se reivindican como tal.

* www.colectivohetaira.org

Temas: