Comprar Mascarillas Béjar

PNV y CC tocados, IU y ERC hundidos



Redacción i-bejar.com
Marzo 10, 2008

Entre el PSOE y el PP suman 322 de los 350 escaños que conforman el Congreso de los Diputados. Los resultados han demostrado que el bipartidismo, tan temido por las formaciones minoritarias, ha acabado calando. Los principales afectados han sido Esquerra

La Voz de Salamanca (José J. de Vega, Público) / Entre el PSOE y el PP suman 322 de los 350 escaños que conforman el Congreso de los Diputados. Los resultados han demostrado que el bipartidismo, tan temido por las formaciones minoritarias, ha acabado calando. Los principales afectados han sido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que se deja cinco diputados (3 escaños, poco más del 1% de los votos) e Izquierda Unida, que pierde tres escaños y se queda con dos (933.000 votos).

Izquierda Unida ocupará sólo dos escaños en el Congreso durante la próxima legislatura. En los comicios celebrados ayer, la coalición cosechó los peores resultados de toda su historia. Ni siquiera el PCE, cuando se presentaba con su propia marca electoral, tuvo nunca una presencia parlamentaria tan reducida (4 en 1982). Con la objetividad de 26 años, parece claro que hubo un trasvase de papeletas hacia el PSOE y la posibilidad de que la izquierda accediera al poder. ¿Ha sucedido algo parecido?

IU ha sido incapaz de vender su acción parlamentaria y ha pagado la exteriorización de su división interna que cuestiona el liderazgo de Llamazares. También ha jugado en su contra, la bipolarización de la vida política, difuminando el papel de todas las formaciones minoritarias.

Fue con Aznar en la Moncloa cuando Esquerra creyó tocar el cielo en 2004 con ocho diputados y cuando la coalición PNV-EA obtuvo su resultado más abultado en las elecciones vascas de 2001.

El electorado de Esquerra no acaba de ver los avances hacia la independencia que se les prometieron con los tripartitos y el apoyo casi sin contrapartidas al PSOE en la primera parte de la legislatura con constantes gestos (Estatuto, política lingüística, papeles de Salamanca, etc…)

Por eso, una parte importante de ellos se han quedado en casa. Otros, ante la amenaza de un PP feroz, han decidido cerrar filas con un PSC que ha conseguido estos años un pedigrí catalanista que antes no tenía.

El secretario general de ERC y conseller de Gobernación, Joan Puigcercós, abandonará el Govern de Catalunya para dedicarse en exclusiva a dirigir el partido independentista, que celebrará un congreso en junio.

Esta salida no tendrá más consecuencias, al menos por ahora, ya que Carod ha garantizado a sus socios de gobierno (PSC e ICV) que se mantiene el pacto tripartito en la Generalitat.

Llamazares dirá adiós, al cargo que logró el 29 de octubre del año 2000 en la VI Asamblea federal. El actual líder sucedió a Anguita al frente de una formación que unos meses antes, con Francisco Frutos como candidato, pasó de los 21 a los 8 escaños en el Congreso de los Diputados.

A lo largo de sus casi ocho años al mando de IU, Llamazares vivió la ’transfusión roja’, como él denomina, de votos de su federación al PSOE en las elecciones de 14 de marzo y el ’tsunami’ del bipartidismo de estos comicios generales.

Llamazares seguirá en la Cámara Baja, pero sobre la mesa ha quedado su puesto como coordinador general, que será ocupado por algún otro dirigente en la Asamblea que próximamente se convocará. Llamazares se ha caracterizado durante sus años en la Cámara Baja por ser un trabajador nato, una labor que se vio reconocida con el galardón al ’parlamentario mas activo’ que le concedió la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) en 2006.

Los 169 socialistas que se sentarán en el Congreso son suficientes para que el PSOE gobierne con holgura los próximos cuatro años. Bastará el apoyo del grupo mixto y/o la abstención de los nacionalistas catalanes y vascos para que José Luis Rodríguez Zapatero sea investido de nuevo presidente. Sacar las leyes adelante será aún más sencillo.

Temas: