Comprar Mascarillas Béjar

El PCE considera el Plan de Saneamiento "una irresponsabilidad en plena Crisis Económica"



Redacción i-bejar.com
Junio 28, 2008

En un comunicado de prensa, el Partido Comunista y las Juventudes Comunistas de Salamanca han condenado el Plan de Saneamiento municipal de Lanzarote. Los comunistas salmantinos proponen un cambio en el modelo económico salmantino que supere la dependenci

La Voz de Salamanca (Roberto Cilleros) / En un comunicado de prensa, el Partido Comunista y las Juventudes Comunistas de Salamanca han condenado el Plan de Saneamiento municipal de Lanzarote. Los comunistas salmantinos proponen un cambio en el modelo económico salmantino que supere la dependencia del ladrillo, unido a la democracia participativa en los presupuestos.

A pesar de las grandes movilizaciones en contra de la subida de tasas que tuvieron lugar en diciembre del año pasado, el Alcalde parece que no aprendió la lección. El nuevo plan Económico-Financiero, presentado como un ’Plan de Saneamiento’, recoge, entre otras medidas, la subida del autobús un 25% (pasando de 0,40 a 0,50; en 2009, el precio aumentará otros 5 céntimos. En cuanto al billete ordinario de un viaje pasará a costar de 0,85 a 0,95 y 1,05 en 2010) y contempla la redimensión del transporte público de viajeros, “que se adaptará a la demanda real cuando en determinadas líneas y horas el número de viajeros así lo aconseje”, es decir, que los autobuses menos utilizados serán eliminados de sus recorridos.

Además, se congelará la oferta de empleo público, con lo que los jóvenes que se licencien o que estén preparando oposiciones para quedarse en la ciudad, tendrán, como es ya habitual, que marcharse a otras ciudades con el consiguiente desangro demográfico y económico a la que está ya acostumbrada la ciudad. En el contexto de crisis económica que atraviesa España y especialmente Castilla y León, es inadmisible e irresponsable que el Ayuntamiento apruebe políticas que dificultan la vida de las familias salmantinas. Pero al Alcalde y el equipo municipal parece que no les importa demasiado.

Con estas medidas pretende el Ayuntamiento “restablecer el equilibrio presupuestario a través de la contención del gasto corriente” haciendo que se sea el ciudadano el que pague los errores de otros. El mismo equipo municipal reconoce que la deuda que tiene el Ayuntamiento es grande, acercándose a una ratio de 109% con lo que todo el Presupuesto está comprometido a resolver los problemas financieros del señor Lanzarote.

Como ya dijimos en diciembre, estas medidas no son sino una consecuencia de la política económica del Ayuntamiento, basada en asegurar la tasa de ganancia del sector empresarial del ladrillo para lo cual perdonan deudas millonarias y se embarcan en inversiones especulativas y contratos de construcción dudosos, como el Parking de los Bandos. Una política económica destinada a asegurar la tasa de ganancia de la gran empresa salmantina, pero que nos endeuda a los ciudadanos de a pie, los que utilizan el autobús y los que tratan de encontrar un trabajo en esta ciudad cada vez más despoblada y más deficiente en lo laboral y lo estructural.

Frente a esto, exigimos que estas medidas económicas no se lleven a cabo, los errores deben tener un responsable, y ese es el Ayuntamiento de Salamanca. Exigimos que la política económica municipal se concentre en evitar las consecuencias de la crisis económica, que ya está dejando en el paro a cientos de jóvenes salmantinos en sectores como la construcción, o impidiéndoles establecer una familia por la subida tanto de las hipotecas como de los alquileres. Exigimos conocer las cuentas municipales y soluciones que no supongan desangrar a la ya debilitada economía doméstica. Así mismo, proponemos una gestión más democrática de los presupuestos municipales, transparencia en las cuentas y una participación directa de la ciudadanía en la propuesta y consecución de estos presupuestos. Sólo con la democracia ciudadana puede combatirse a un equipo municipal caracterizado por la anti-democracia.

Señor Lanzarote, ya salimos a la calle a decirle que no tenía carta blanca para convertir el Ayuntamiento en su cortijo personal. Si es necesario repetírselo, no dude que lo haremos.

Temas: