Comprar Mascarillas Béjar

Las obras de rehabilitación del Palacio Maldonado descubren un aljibe del siglo XVI



Redacción i-bejar.com
Octubre 19, 2007

La Universidad de Salamanca modificará el proyecto de la futura sede del Centro de Estudios Brasileños para conservar esta construcción.

Redacción I-Bejar.com / Los trabajos de rehabilitación del Palacio de Maldonado, para su conversión en sede del Centro de Estudios Brasileños de la Universidad de Salamanca, ha permitido el descubrimiento de un aljibe original del siglo XVI, que se encuentra en condiciones de conservación óptimas. Ocupa una superficie aproximada de 10 m2 y presenta una bóveda de medio cañón, construida con ladrillo y mortero. Su finalidad, ligada a la vida cotidiana, era la de servir de depósito de agua lo que explica que su construcción fuese adyacente a la de un pozo.


La aparición de esta cisterna, una de las mejor conservadas en la ciudad, requiere la alteración del proyecto inicial. Para esta modificación se ha contado con el asesoramiento de la Comisión de Patrimonio de la USAL, órgano consultivo de reciente creación que tiene precisamente como función principal asesorar al Rector en cuestiones relativas al patrimonio universitario.


Para el vicerrector de Economía, José Ignacio Sánchez Macías, estas obras de rehabilitación en marcha permitirán “no sólo la conservación del aljibe sino también su puesta en valor, por lo que se ha optado por integrarlo arquitectónicamente en la sala de exposiciones con que va a contar el edificio”.


“La Universidad de Salamanca se siente honrada con este hallazgo que pone de manifiesto, una vez más, el compromiso de la Universidad con la defensa y conservación del Patrimonio Histórico Artístico de la Ciudad de Salamanca”, subrayó Sánchez Macías, quien visitó en la mañana de hoy las obras del edificio, acompañado por los vicerrectores de Relaciones Internacionales y de Estudiantes, Manuel Alcántara y José Manuel Bustos, respectivamente; el director del Centro de Brasil, Eduardo Fabián Caparrós; el director-ejecutivo de la Fundación Hispano-Brasileña, Rafael López de Andujar; y el presidente de la Comisión Asesora de Patrimonio de la USAL, José María Martínez Frías.


El Palacio de Maldonado es un edificio plateresco construido por el arquitecto Juan de Álava en 1531. La que fuera residencia don Diego Maldonado Rivas, camarero del arzobispo Fonseca, es un claro exponente de la tendencia propia de la oligarquía de la época, de aprovechar la construcción de sus casas para realizar ostentación de su linaje, como lo demuestran los escudos presentes en su fachada así como la portada plateresca del edificio.


La restauración actual supone una intervención completa gracias a la que se recuperarán las trazas originales del palacio, al tiempo que se le dotará de la funcionalidad que requiere un edificio moderno. Especial cuidado se ha puesto en la adecuación a las normas de accesibilidad, mediante la supresión de las diferencias de nivel existentes en los distintos forjados mediante rampas y la instalación de un ascensor. Está igualmente prevista la reforma de cubiertas y forjados así como la restauración y limpieza de la fachada. La futura sede del Centro de Estudios Brasileños y de la Fundación Cultural Hispano-Brasileña contara en la primera planta con una zona de servicios administrativos y la segunda y tercera albergarán despachos y aulas.


Fuente: Universidad de Salamanca

Temas: