Monleras recordará al cabo que pudo evitar la dictadura de Franco



Redacción i-bejar.com
Abril 12, 2007

La localidad de Monleras rendirá un homenaje al cabo salmantino que en julio de 1936 pudo evitar la dictadura de Franco protagonizando un complot para acabar con la vida del general en el acuartelamiento de Ceuta. Una trama que desveló el diario salmantin

La Voz de Salamanca (Tribuna de Salamanca) / Será el próximo martes, 17 de abril, a partir de las siete de la tarde, en un acto organizado por la Asociación Salamanca Memoria y Justicia, con su presidente Santiago López a la cabeza, y el Ayuntamiento de Monleras, con su alcalde Ángel Miguel Delgado al frente. De esta forma, se recordará a los 70 años de su muerte a «quien demostró con fidelidad su lealtad al juramento prestado», pues José Rico luchó por defender el sistema democrático de la Segunda República que Franco derribó con su Golpe de Estado. Y es que la trama no salió adelante y el cabo salmantino murió fusilado tras meses de torturas, en abril de 1937. Por este motivo, se descubrirá una lápida conmemorativa en la casa donde vivió y se inaugurará un monolito en su memoria en la que se llamará desde ahora plaza de la Libertad, un acto que tendrá su parte emotiva y cultural con la lectura de una glosa con el ‘Canto de los pájaros’ de Pau Casals de fondo.

José Rico, nacido en 1915 en Villarino de los Aires, aunque pasó su vida en el vecino pueblo de Monleras, pudo cambiar la historia el 19 de julio de 1936. Un día antes, en su ronda de madrugada por las calles ceutíes pudo comprobar junto a un compañero cómo patrullas de falangistas detenían a civiles y asaltaban varias sedes de partidos políticos, e incluso cómo en las paredes de la ciudad se habían colocado bandos firmados por el general Franco en los que se informaba al pueblo del estado de guerra, la disolución de los partidos y la prohibición de las reuniones. Por ello, un grupo de militares del Regimiento de Infantería del batallón del Serrallo número 8 planearon acabar con el general para salvaguardar la democracia. Pero, a última hora, uno de los soldados decidió dar parte ante el coronel jefe del cuartel. La trama se vino abajo y el cuerpo de guardia desbarató los planes antes de que Franco llegara a Tetuán y después a Ceuta.

Temas: