Comprar Mascarillas Béjar

Militantes del PSC y EUiA en Ripollet se pasan a Ciutadans antes de las municipales



Redacción i-bejar.com
Febrero 07, 2007

Ciutadans sigue nutriendo sus filas con ex militantes de partidos de la izquierda. Si hace unas semanas fue el histórico dirigente socialista Julio Villacorta quien pasó a integrar la ejecutiva de la nueva formación, ahora dos miembros del PSC y uno de Es

La Voz de Salamanca (El Mundo) / Los nuevos miembros de Ciutadans, que muy probablemente integrarán las listas del partido en las municipales del 27 de mayo en Ripollet, son Celedonio Sepúlveda y Eustaquio Fernández -que militaban en el PSC- y Jordi Rosiñol, afiliado hasta ahora a EUiA, formación coaligada con ICV.

Sepúlveda y Fernández, miembros hasta ahora de la corriente crítica del PSC Socialistas en Positivo, enviaron cartas al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y al del PSC, José Zaragoza, para formalizar su renuncia a la militancia. En ellas, explican que su baja «está motivada por la voluntad expresa del PSC de no ser PSOE, habiéndose llegado a suprimir estas siglas, por la renuncia a formar mayoría real en su apuesta estratégica por un pacto permanente con ERC y por la endogamia y el clientelismo que el partido mantiene en Ripollet».

Sepúlveda intentó durante el año pasado presentar una candidatura alternativa en el PSC a la del alcalde, Juan Parralejo, y sugirió al partido un proceso de elecciones primarias. Sin embargo, denunció poco después que, desde que hizo pública su pretensión, se dieron dentro de la formación «una serie de posturas que denotan cierta agresividad y maledicencia». Aunque advirtió a sus compañeros de que esa actitud «puede dar la sensación de aferramiento a la poltrona ante el partido y la ciudadanía», la reelección de Parralejo como candidato le llevó a presentar su renuncia y a ingresar en Ciutadans.

Tanto Sepúlveda como Fernández anuncian, en la carta pública de despedida, su «perseverancia irrenunciable en las posiciones de izquierda», que, dicen, van a mantener en su nuevo partido.

En cuanto a Jordi Rosiñol, que desempeñó hasta octubre de 2006 los cargos de responsable de organización de Ripollet y responsable de comunicación del Vallès Occidental de EUiA, achaca su cambio de partido a su voluntad de alejarse de «formaciones donde se da más importancia a los pactos que supongan espacios de poder que al interés común».

Además, Rosiñol se muestra, en sus argumentos para darse de baja de EUiA, preocupado por la deriva de su partido en los últimos años en relación a aspectos nacionales y lingüísticos: «Todos los partidos tradicionales llevan años enfrascados en luchas identitarias que sólo preocupan a ellos. La realidad social de Cataluña se parece poco a la que nos quieren vender desde el poder, porque en la calle se vive un bilingüismo sin complejos y sin problemas». También acusa a «las instituciones» de «intentar reprimir la realidad con iniciativas que más que fomentar una lengua intentan castigar a la otra».

Temas: