Comprar Mascarillas Béjar

Martínez



Redacción i-bejar.com
Julio 19, 2008

ciudadrodrigo.net Decir en Ciudad Rodrigo Martínez es decir el marmolista, y es ver un sujeto algo distinto a los demás, o sea, es ver un artista a pesar de todo. ¿Y que es éste a pesar de todo…? Pues aquello que más amó siempre Pepe, Conchita y su

José Luis Sánchez-Tosal / ciudadrodrigo.net

Decir en Ciudad Rodrigo Martínez es decir el marmolista, y es ver un sujeto algo distinto a los demás, o sea, es ver un artista a pesar de todo. ¿Y que es éste a pesar de todo…? Pues aquello que más amó siempre Pepe, Conchita y sus hijos.

Corrían los años difíciles del anterior siglo, él iba a una academia en Madrid, y estaba dispuesto, es más no tenía otra idea dentro de sí de que el arte era su destino, pero apareció Conchita y entonces ella invirtió la senticia de Andre Malraux: "el arte es un anti-destino", y ella fue el anti-destino de Pepe. Pasarían los años y viviría, casi como el resto de los mortales, sudando para llevar el sustento a su casa, el resultado ha sido varios hijos criados y sanos, y en su interior un rescoldo de añoranza de no haber seguido el otro anti-destino.

No obstante, en medio de la lucha vulgar y embrutecedora del trabajo diario, él siempre sacó de su tiempo laboral tiempo para el sueño, y fue haciendo lo que podía, pues el escultor además de todas las inconveniencias del creador de arte, se encuentra con la de la financiación de la obra, y ser un currante en la España de la postguerra con una familia a la espalda, y viviendo en una ciudad pequeña de Castilla, no son atributos que hagan posible la aparición de esta. Pero ya ven, en medio de todos estos inconvenientes hay obra, es decir, consiguió crear, por supuesto no tanto ni a lo mejor lo que hubiera hecho si su anti-destino (por cierto qué anti-destino más hermoso el suyo) no lo hubiera raptado.

El sábado a Pepe Martínez en su pueblo natal, Pedrosillo de los Aires, le ponen su nombre a una calle y le hacen un homenaje, no es ciertamente París o Nueva York, lo que quizás si hubiera seguido en Madrid entonces, hoy se le hubiera podido rendir ante la obra no hecha pero llevada siempre dentro en sueños, pero es su tierra y tendrá a su alrededor todo su anti-destino querido y elegido, es decir, su familia, y también su otro destino, más mermado quizá que lo que él soñó pero ahí está, pues consiguió obras.

Pepe no ha podido ser ese gran artista que impone su ilusión a la humanidad, pero no has dejado de ser artista, y lo que es más importante no has dejado de ser ese niño que lleva una ilusión dentro, y la desarrolla cuando tiene un hueco vital, y no has dejado de creer que el arte es una medicina salvadora en medio del desierto que es la vida sin las tablas de salvación, y por eso en tus esculturas pasa lo que sentencia Jünger: "que tu dura fe en ella dura más que todos los dogmas".

Enhorabuena y felicidades en este importante día para ti, y para los que por ellos sacrificaste todo, menos tu espíritu de niño. Muchas gracias por acordarte de mi en tal fecha e invitarme, siempre tendré presente tu gesto.

Temas: