La marea blanquinegra llena la Plaza Mayor



Redacción i-bejar.com
Abril 27, 2008

Miles de "unionistas" acudieron ayer a "salvar a la unión". Con un ambiente festivo como el de las grandes ocasiones del Helmántico y recordando los mayores acontecimientos de la historia del club. Salamanca dijo que "quiere a su Unión" - Deportes

La Voz de Salamanca (M. Santos) / Miles de "unionistas" acudieron ayer a "salvar a la unión". Con un ambiente festivo como el de las grandes ocasiones del Helmántico y recordando los mayores acontecimientos de la historia del club. Salamanca dijo que "quiere a su Unión"

Con el bienvenidos de "Miguel Ríos" daba comienzo el acto por la supervivencia de la UDS, con algo de retraso. Aunque sin llegar a las 30.000 personas que protestaron contra la subida de impuestos, más de la mitad de la Plaza se cubría de Blanco y negro, el resto turistas y viandantes que desde las terrazas de los bares veían con sorpresa el acontecimiento.

Los cánticos típicos de todos los días del Helmántico resonaban entre las cuatro paredes del monumento más emblemático de Salamanca. Y como en todo buen partido no faltaron los goles, en este caso de Urzaiz y Vellisca contra el Albacete o el de Zegarra contra el Alavés que consumaron los dos últimos ascensos a la máxima categoría del fútbol español.

Ayer hasta la COPE y la SER se hicieron amigas para ir con la Unión. Tony Melgar y Alberto Santos llevaron "este partido" lo mejor que pudieron porqué el sonido a veces se hacía ensordecedor y no llegaba a las ultimas filas. Está vez el Ayuntamiento no dejo ni la megafonía de "todos los salmantinos" y los convocantes hicieron lo que pudieron.

La plantilla y el cuerpo técnico al completo acudieron a la Plaza. También estuvieron ex presidentes como José Luis Paniagua o Ángel Mazas, o históricos como Balta, Huerta, Pollo, Cefe, Lozano y Aizpurúa. Incluso Pascual y miembros de su directiva se unieron a la fiesta. Los únicos ausentes fueron el alcalde y sus concejales.

El ex-capitán Unionista "Huerta" leyó el comunicado en el que se volvía a repetir que "se busque una solución, que la Unión es nuestra, es de Salamanca y que algo hay que hacer". El Himno y la canción Resistiré despidieron a los aficionados de la Plaza que en seguida se abalanzaron sobre los jugadores para pedirles autógrafos y hacerse fotos con ellos.

Temas: