Goliat escapó vivo de David

Redacción i-bejar.com
Septiembre 25, 2007

El Real Madrid sigue líder, pero sudó sangre para sacar un empate in extremis ante el Valladolid. El Barcelona ganó sin Ronaldinho a un decepcionante Sevilla y el Atlético empieza a dar buenas sensaciones.

La Voz de Salamanca (Javier Bolaños) / Recreativo y Espanyol abrieron la jornada con un partido que dio la primera victoria a los onubenses y prolongó las dudas en el equipo de Valverde, que se adelantó con un gol de libre directo de Riera ante el que Sorrentino pudo hacer algo más, pero acabó perdiendo con dos golazos de Javi Guerrero, el primero en una gran volea dentro del área y el segundo con una vaselina tras una incomprensible asistencia del defensa del Recre Clemente Rodríguez.

El Camp Nou se vistió de gala para celebrar su 50 aniversario el día que se presentaba la nueva cara que Norman Foster dará al estadio más grande de Europa.

Tras la ceremonia, el Barça sin Ronaldinho y el Sevilla salieron al campo y aburrieron a las ovejas y al público en la primera parte, en la que sólo destacó un remate de Renato al poste. En la segunda, el Barcelona superó a un Sevilla que fue demasiado conformista con dos goles de Messi, el segundo al transformar con frialdad un penalti. Con 2-0 hubo un gol mal anulado a Kerzhakov, y en la prolongación, otro válido de Kanouté para poner emoción al último minuto de descuento.

En la jornada dominical, el Athletic, sin hacer un buen partido venció al Levante con dos goles de Adúriz. Riganó, que había fallado un penalti con 0-1 en el marcador acortó distancias a 13 minutos del final.

En la Romareda el Zaragoza estrenó su cuenta de victorias a costa de un Osasuna que sólo hizo algo en la primera parte. Matuzalem adelantó pronto a los maños, pero Juanfran empató mediada la primera parte con una volea a bocajarro desde dentro del área. En la segunda el Zaragoza fue superior y se llevó los tres puntos gracias a un penalti transformado por Diego Milito.

Los aficionados de Villarreal y Murcia también padecieron un soporífero partido, sobre todo en la primera parte. En la segunda, Pellegrini dio entrada a Rossi, que sentenció el partido con dos goles en los últimos cinco minutos. El Murcia, que pese a crear poco peligro estuvo muy ordenado sobre el terreno de juego, no tuvo tiempo para reaccionar.

Más bonito e intenso fue el encuentro disputado en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. El Mallorca empezó mejor, pero el Almería se adelantó por mediación de Mané en un error de la zaga visitante. El enrachado Güiza empató en el tramo final del partido.

El Betis sigue sin levantar cabeza y cayó en casa ante el Valencia con un gol de Miguel y otro muy emotivo de Joaquín, que pidio perdón a la que fue su afición y fue vitoreado por ésta. De nada sirvió el tanto del bético Sobis en los últimos minutos.

En el Coliseo Alfonso Pérez, el Getafe y el Deportivo ofrecieron un lamentable espectáculo, si bien los de Laudrup, que por fin terminaron un partido con once jugadores, pusieron más voluntad por llevarse el partido. Al final, empate a nada.

Aguirre logró que la impaciente afición rojiblanca le diera una tregua tras la goleada del Atlético 4-0 sobre un pésimo Racing. Los colchoneros se adelantaron pronto con un gol de Raúl García, aunque no pudieron dar la puntilla a su rival hasta que Jordi fue expulsado por ver dos amarillas en los cuatro minutos que estuvo sobre el césped.

Valladolid y Real Madrid cerraron la jornada con un trepidante partido en el que merecieron más los locales. En la primera parte los pucelanos sometieron a una presión asfixiante a los merengues, que a duras penas lograban rebasar el centro del campo, aunque las pocas veces que lo hacían ponían el corazón en un puño a la afición blanquivioleta. El Valladolid lo hizo todo bien menos saber finalizar las ocasiones, aunque podía haberlo hecho si Iturralde González hubiera señalado un claro penalti por manos de Salgado, que además tenía ya una amarilla. En la segunda parte los locales acusaron el cansancio en algunos momentos pero siguieron siendo superiores al Madrid, y se adelantaron gracias a un misil tierra-aire de Pedro López desde 30 metros que llevó el delirio a las gradas de un abarrotado José Zorrilla en el minuto 70. El Valladolid no supo dar la puntilla al Madrid cuando lo tenía totalmente a merced y lo acabó pagando cuando Guti aprovechó un error de la zaga local al tirar el fuera de juego para dejar sólos a Van Nistelrooy y Saviola ante Butelle y que el argentino marcara a placer. En el descuento pudo ganar el Valladolid después de que a Casillas se le resbalara un balón de las manos, pero Llorente mandó el balón a las nubes con todo a favor.

Temas: