Comprar Mascarillas Béjar

La Gaceta oculta las caras de los policías



Redacción i-bejar.com
Diciembre 28, 2007

Paso las hojas a la Gaceta de hoy y ya sé perfectamente lo que voy a encontrarme; el enfoque sesgado y partidista que se ha dado a la noticia, la selección de imágenes, el asunto de los circulitos (nótese el código de colores para que el lector, cuyo coef

La Voz de Salamanca (Shawar McQueen) / Paso las hojas a la Gaceta de hoy y ya sé perfectamente lo que voy a encontrarme; el enfoque sesgado y partidista que se ha dado a la noticia, la selección de imágenes, el asunto de los circulitos (nótese el código de colores para que el lector, cuyo coeficiente intelectual medio ya conocemos, no se confunda) lo habían convertido en el tema de conversación de la mañana.

Sin embargo, nadie me había dicho nada de algo que noto ahora, al fijarme en las dos primeras páginas: las caras de los policías que aparecen en las fotografías están difuminadas digitalmente, de manera que resulte imposible reconocerlos. Como ya sabemos, en las siguientes páginas se dan nombres, apellidos, tendencias ideológicas, datos del pasado de los vecinos que estaban en el pleno. Sin embargo, se difuminan las caras de los policías. Esto no es solo indignante, es insultante.

¿Qué están queriendo transmitir nuestros amigos los periodistas de la Gaceta? ¿No estarán acaso queriendo crear la sensación de que el movimiento vecinal es violento? ¿No pretenderán por un casual hacer creer al lector que hay que proteger a los policías de las posibles represalias del grupo de vecinos? Espero que no, pero sé que sí. Sabemos que la manipulación no pasa solo por las palabras, sino que puede hacerse de muchas maneras. Y esta es una manera francamente sutil, tanto que no me había fijado en ella hasta las nueve de la noche de hoy.

Es un auténtico, claro y descarado insulto este modo de proceder. Si algo ha caracterizado las manifestaciones ha sido su carácter totalmente pacífico y hasta festivo. La acción del día 27 fue directa, de acuerdo, pero la resistencia que se opuso fue pasiva. Los vecinos dentro del pleno no salieron voluntariamente, pero desde luego no agredieron a nadie y ni siquiera se oyó un insulto contra la policía. Los vecinos hubieron de ser sacados a rastras, lo que no me parece ningún acto de violencia (quiero decir de violencia por su parte).

Por lo tanto, señores periodistas, procuren no sembrar el miedo cuando no hay razón para ello; hay muchas personas mayores en Salamanca que no ganan para disgustos, no les demos uno más. El movimiento vecinal es totalmente pacífico, es más, nuestras protestas y nuestros gritos son también a favor de los policías, que, como buenos salmantinos, pagan sus impuestos y pagarán las consecuencias de la mala gestión de nuestro alcalde. No olviden tampoco que también nos manifestábamos por su propio beneficio ¿o es que a ustedes también se les perdonan los impuestos?

Temas: