Comprar Mascarillas Béjar

Un funcionario "desvía" 90.000 € del Ayuntamiento de Peñaranda a cuentas personales



Redacción i-bejar.com
Julio 08, 2008

Un funcionario municipal encargado de la tesorería del Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte ha desviado 90.000 euros de las arcas del Consistorio, a cuentas personales. Según el ayuntamiento peñarandino se ha producido una apropiación indebida de fondo

La Voz de Salamanca (M. Santos, Tribuna de Salamanca) / Un funcionario municipal encargado de la tesorería del Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte ha desviado 90.000 euros de las arcas del Consistorio, a cuentas personales. Según el ayuntamiento peñarandino se ha producido una apropiación indebida de fondos públicos con el agravante de falsificación de firmas por parte de este funcionario público, de quien de momento se mantienen ocultas sus siglas hasta que no se presente la correspondiente denuncia por parte del Ayuntamiento. No obstante, sí ha trascendido, a falta de confirmación oficial, que se trata del responsable de tesorería.

Según las investigaciones municipales abiertas, el incidente venía sucediéndose desde el año 2007 y con mayor asiduidad en los últimos seis meses, llegando a la conclusión de que la cantidad extraída ronda entre los 80.000 y los 90. 000 euros. En estos momentos, el Ayuntamiento mantiene abierto un expediente de investigación y una vez finalizado, en dos o tres días, se presentará la correspondiente denuncia en el Juzgado de Primera Instancia de Peñaranda. Cuando el juez tenga en su poder toda la documentación y determine la sentencia, desde el Ayuntamiento se procederá a su cumplimiento, que según el abogado del Consistorio que tramita el caso probablemente será la de inhabilitación para el funcionario. Por el momento, desde el Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte se ha procedido a la retirada de las llaves que este funcionario tenía en su poder y la retirada de su firma de las entidades bancarias.

Los hechos fueron detectados la pasada semana con la elaboración del expediente de liquidación por parte de la interventora. Además, se daba la circunstancia que dicho funcionario se encontraba en esos momentos de baja laboral y para con el objeto de no retrasar la contabilidad su trabajo estaba siendo realizado por otro funcionario. La interventora observó tres o cuatro facturas presentadas que ya habían sido pagadas en años anteriores y un movimiento de traspaso de dinero a través de internet de la cuenta del Ayuntamiento a la cuenta del funcionario implicado, al mismo tiempo que se encontraron facturas con la falsificación de la firma del alcalde y de la interventora.

Con carácter de urgencia se convocó una reunión a la que acudió el funcionario implicado, que en un principio negó los hechos, para después terminar reconociendo su culpabilidad, mostrándose dispuesto a devolver el dinero. El procedimiento utilizado era mediante transferencia por internet a una cuenta propia y con una especie de doble factura, muy difícil de detectar, e incluso para cuadrar el arqueo presentando facturas pagadas en años anteriores, actuando siempre con cuentas bancarias del Ayuntamiento donde no existe un movimiento habitual.

Temas: