Comprar Mascarillas Béjar

Ere que erre (II)



Redacción i-bejar.com
Septiembre 08, 2008

Lagun Air despedirá en breve a un tercio de su plantilla. Aseguran sus dueños que la Junta no quiere renovar el (millonario) contrato de publicidad porque desconfían de su situación económica. “Rebotados” los dirigentes regionales, aseguran ahora que “no

La Voz de Salamanca (Gorka Esparza) / Lagun Air despedirá en breve a un tercio de su plantilla. Aseguran sus dueños que la Junta no quiere renovar el (millonario) contrato de publicidad porque desconfían de su situación económica.

“Rebotados” los dirigentes regionales, aseguran ahora que “no se puede sostener la iniciativa privada con fondos públicos”. ¡Enhorabuena! Tras veintiún años en el Gobierno, acaban de enterarse ustedes de algo.

Con estas cartas sobre la mesa, cabe hacerse varias preguntas: ¿tener cuatro aeropuertos en una comunidad es sostenible? ¿Debe el sector público considerar el transporte aéreo como un servicio público?¿Cuál es la relación entre capital privado invertido y capital público transferido? Porque ya puestos, si la empresa es deficitaria pero genera un impacto positivo en la región y realiza un servicio público ¿por qué no hacerla pública?

Desde la Izquierda lo primero que cabe reiterar es que el sector público ya ha cumplido con sus obligaciones: los aeropuertos funcionan bien, están bien dotados y se han modernizado.

Hecha la inversión hay que decidir cómo se explota el servicio. Y aquí caben tres alternativas: inmiscuir al sector público para que “atraiga” a los empresarios del sector, subvencionar parte de los costes si se acepta que las aerolíneas que operen en Castilla y León obtendrán pérdidas –a cambio de exigir control y participación en la gestión- o constituir un consorcio en el que “todos pagamos”, la aerolínea gana y unos pocos viajan -que el empleo generado y el crecimiento económico ya se evaluarán, a poder ser, cuando ni los unos gobiernen ni los otros sean dueños de la compañía-.

En Castilla y León se ha optado en gran parte por la tercera opción (millonario contrato publicitario a cambio de endebles “compromisos de permanencia”), se ha entendido mal la segunda -con aportaciones públicas en una suerte de “consorcio” en la que ni hay control, ni precios públicos- y no se ha conseguido nada de la primera. Resultado: 20 millones de euros transferidos a una empresa que ahora deja a un tercio de su plantilla en la calle, y anuncia la reducción parcial de su oferta.

En vísperas de su Congreso Regional, leo que al PSOE le preocupa la crisis de Lagun Air y que su propuesta es la de crear un consorcio para impulsar Matacán. Debe ser que a las instituciones salmantinas les sobra el dinero.

Decía al principio que el PP tras veintiún años en el Gobierno por fin se enteraba de algo. Lo grave no es eso, sino que tal vez tengan otros veinte, para ver si de una vez por todas, la oposición socialista “aterriza”.

Publicado en El Adelanto el 8 de Septiembre de 2008

www.gorkaesparza.com

Temas: