Detenidas dos personas por fraude en productos ibéricos

Redacción i-bejar.com
Diciembre 01, 2023

La Guardia Civil de Salamanca desarticula red criminal por vender jamones ibéricos fraudulentos, deteniendo a dos personas e investigando a otras siete por estafa y falsificación documental.

Paletas incautadas por la Guardia Civil durante la operación

La Guardia Civil de Salamanca ha llevado a cabo una operación que ha resultado en la detención de dos personas y la investigación de otras siete por su presunta participación en una red de comercio irregular de animales y fraude en la certificación de productos ibéricos. La operación, denominada “SA.DRYHOUSE”, fue iniciada por el Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de Salamanca en marzo pasado, después de recibir información sobre una empresa que vendía productos ibéricos sin cumplir los requisitos de raza, edad y alimentación establecidos por la norma de calidad del ibérico.

Según la Guardia Civil, la empresa investigada adquirió y transportó 150 animales (cerdos) desde Fuente Obejuna (Córdoba) hasta una explotación en San Pedro del Valle (Salamanca). En esta explotación, se retiraban los crotales de procedencia a los cerdos y se les re-identificaba con un nuevo crotal de una ganadería situada en Villar de Gallinazo (Salamanca), cumpliendo esta vez con la norma del ibérico. Ambas explotaciones pertenecen a la misma empresa investigada.

Los investigadores descubrieron un grupo organizado compuesto por dos ganaderías y una empresa de transporte, que manipulaban tanto a los cerdos como la documentación para aparentar que cumplían con los requisitos de la norma del ibérico. Durante la investigación, se halló una entidad de inspección y certificación que colaboraba con este grupo criminal para expedir los documentos necesarios y certificar los animales como ibéricos antes de su envío a matadero.

Como resultado de la intervención, se han incautado cautelarmente 300 jamones, 300 paletas y 300 cañas de lomo depositados en un matadero de Guijuelo. Estos productos, al certificarse como ibéricos, podrían alcanzar un valor de mercado de unos 40,000 €. Los detenidos, gerentes de las dos empresas ganaderas implicadas, enfrentan cargos por estafa, falsificación documental y organización criminal