Se cumplen seis años del derribo del Depósito de Aguas de Campoamor

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Febrero 19, 2008 - 16:08

El Depósito de Aguas de Campoamor, seis años después "la historia continúa". El 19 de febrero de 2002 comenzó el derribo del Depósito de Aguas ubicado en la avenida de Campoamor. Una esbelta estructura de hormigón convertida en icono para un barrio y "hur

La Voz de Salamanca (AGENCIAS, José A. Andrés) / El Depósito de Aguas de Campoamor, seis años después "la historia continúa". El 19 de febrero de 2002 comenzó el derribo del Depósito de Aguas ubicado en la avenida de Campoamor. Una esbelta estructura de hormigón convertida en icono para un barrio y "hurtada con el único fin de emprender operaciones urbanísticas", según expresa la Asociación de Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio en su nota de prensa de hoy.

Nota de prensa

Finalmente, todo parece indicar que, la supuesta promoción de viviendas de lujo en una parte de la parcela no se llevará a cabo. El Ayuntamiento de Salamanca, que nunca debió subastar un terreno público al mejor postor, tendrá que comprarlo para promover vivienda de protección oficial como corresponde, y como se espera, de un Ayuntamiento.

Hasta nuestra Asociación, en este último año, han llegado quejas vecinales por el aumento del número de reventones en las tuberías de saneamiento de agua. Creemos que alguna explicación causa-efecto debe haber para un hecho que antes no pasaba y hoy es silenciado.

El Museo del Comercio, sobre el que el Depósito no interfería para su apertura, este año solamente ha ofrecido una única exposición, muy fuertemente promocionada, entorno al mundo del chocolate. Ese reclamo ha sido superior al de la propia exposición permanente que ahora se amplia con la colección de radios “Sonidos del Ayer”. Sabiendo que el Museo, bien recibido es, sólo genera un empleo directo, apreciamos cierto desajuste entre la inversión realizada y su repercusión social y cultural.

Ahora que proliferan los graffitis y los daños al mobiliario de la plaza creada encima de los antiguos aljibes, gamberradas que desde esta Asociación repudiamos, no podemos olvidar el destrozo mayor, que tiene carácter pedagógico y queda para la historia, fue cometido tal día como hoy hace seis años.

Tiempo suficiente para que muchos de los detractores del Depósito se hayan sumado a los que, desde el primer momento, creíamos que el derribo era un expolio al patrimonio y una oportunidad perdida. Quizás porque el Patrimonio Industrial, el ingente legado arquitectónico e ingenieril que hizo germinar la sociedad de hoy, está de moda, se recupera, se conserva, se reutiliza y repercute, de nuevo, en la sociedad. Desde ’Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’ seguiremos comprometidos con el Patrimonio y la Arqueología Industrial, de la ciudad y la provincia de Salamanca.

Temas: