Comprar Mascarillas Béjar

El Ayuntamiento de Salamanca pone trabas económicas a una merienda gratuita del PCE



Redacción i-bejar.com
Septiembre 06, 2010

El Ayuntamiento de Salamanca solicita el pago de tasas de ocupación de vía pública, así como 1000 € de fianza

Redacción I-Bejar.com / El Partido Comunista de Salamanca (PCCL-PCE) denuncia que el Ayuntamiento de Salamanca ha puesto trabas económicas a una "paellada contra la reforma laboral" que pretendía organizar durante las fiestas de Salamanca. El PCE-Salamanca solicitó al Ayuntamiento los permisos para celebrar esta actividad, a lo que éste ha contestado solicitando el pago de tasas de ocupación de vía pública, así como 1000 € de fianza.

Durante el mes de agosto, el Partido Comunista de Salamanca (PCCL-PCE) había solicitado dicho permiso con el objetivo de organizar una merienda gratuita, mediante la que se pretendía acercar las Fiestas de Salamanca a una zona en la que no hay actividades festivas, como son los barrios de San Bernardo y Oeste. Por este motivo, la actividad iba a consistir en una gran paellada popular, con participación de los movimientos sociales de Salamanca.

Además, dicha merienda pretendía aprovecharse también como un punto de información acerca de la Reforma laboral del gobierno, en el marco de la campaña que el PCE-Salamanca pretende organizar contra esta reforma, repartiéndose dípticos informativos sobre el tema e instalándose junto a la merienda un stand del PCE con abogados laboralistas y sindicalistas para explicar a los trabajadores y trabajadoras cómo puede afectarles negativamente esta reforma.

A tal fin, el PCE-Salamanca solicitó la Plaza situada en la puerta del Colegio Victoria Adrados, entre la Avenida Villamayor y la C/ Arapiles, ante lo cual el Ayuntamiento ha contestado exigiendo unas condiciones equivalentes a la que se exigiría a una actividad con ánimo de lucro.

El PCE-Salamanca considera esta actitud del Ayuntamiento como “caciquil y antipopular”, pues coloca trabas a una actividad sin ánimo de lucro, cuando su función debería ser la contraria: la de dinamizar la vida pública y facilitar las cosas a los colectivos que desean emplear la calle con actividades de este tipo.

El PCE-Salamanca denuncia que, con esta respuesta, se confirma que la actitud del Ayuntamiento es que la calle ya no es de todos, sino que sólo la pueden utilizar aquellos que tienen dinero para costear los requisitos municipales, quienes generalmente lo hacen con ánimo de lucro.

Temas: