Amnistía Internacional advierte del secretismo en torno a la pena de muerte

Redacción i-bejar.com
Abril 22, 2008

El informe de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte, publicado el pasado día 15 en la web de la organización, advierte del alarmante secretismo internacional existente en torno a las cifras de ejecuciones y sentencias a muerte. Según AI, al menos

La Voz de Salamanca (Javier García Pedraz) / El informe de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte, publicado el pasado día 15 en la web de la organización, advierte del alarmante secretismo internacional existente en torno a las cifras de ejecuciones y sentencias a muerte. Según AI, al menos 1.200 personas fueron ejecutadas en 2007, y muchas más fueron víctimas de homicidios cometidos en secreto por el Estado, en países como China, Mongolia y Vietnam.

Amnistía Internacional advierte al mundo de la alarmante situación de la pena de muerte. De acuerdo con el informe, la estadística anual de Amnistía Internacional desvela que, en 2007, al menos 1.252 personas fueron ejecutadas en 24 países y no menos de 3.347 fueron condenadas a muerte en 51 países. Se calcula que en todo el mundo hay hasta 27.500 personas pendientes de ejecución.

China, líder de ejecuciones

Ni bajo secreto el Gigante asiático deja de ser líder indiscutible en condenas a muerte con la cifra de 470 ejecutados. Con estas estadísticas, al régimen chino le costará mucho convencer de su paradójica "modernidad" en las próximas Olimpiadas de Pekín. Además, cabe descatar que, dado que China considera las ejecuciones como un secreto de Estado, la macabra cifra se podría incrementar exponencialmente.

Estados Unidos entre los grandes

Según el documento, el 88 por ciento de todas las ejecuciones conocidas se produjeron en cinco países: Arabia Saudí, China, Estados Unidos, Irán y Pakistán. El País de las oportunidades no sale de la lista de grandes países en cuanto a ejecuciones. Sin embargo, es Arabia Saudí líder en ejecuciones per cápita.

Aumento de ejecuciones en algunos países

Las cifras también muestran un aumento de las ejecuciones en algunos países. Irán ejecutó a no menos de 317 personas, Arabia Saudí a 143 y Pakistán a 135, frente a las 177, 39 y 82 ejecuciones llevadas a cabo respectivamente en esos países en 2006.

También aplicada a menores

También los menores fueron víctimas de esta práctica en tres países —Arabia Saudí, Irán y Yemen— llevaron a cabo ejecuciones por delitos cometidos por personas menores de 18 años, lo que vulnera el derecho internacional.

Motivos para la esperanza

Amnistía Internacional concluye con que, a pesar de que el informe desvela cifras muy alarmantes, también hay motivos para la esperanza, y recuerda que la Asamblea General de las Naciones Unidas votó a favor —por 104 votos frente a 54 y 29 abstenciones— de poner fin al uso de la pena de muerte.

“La Asamblea General de la ONU tomó la decisión histórica de pedir a todos los países del mundo que dejen de ejecutar a personas. Que la resolución se aprobase en diciembre con una mayoría tan clara demuestra que la abolición mundial de la pena de muerte es posible”, ha manifestado Amnistía Internacional.

Temas: