Vuelta a España 2005: Mancebo y Menchov, los vencedores de la jornada

Redacción i-bejar.com
Septiembre 05, 2005

Esta vez sí. No se puede escapar. Un poco más. Un último esfuerzo. Se notaba que Paco Mancebo se debía de estar repitiendo estas frases una y otra vez. El de Illes Balears, cuarto en el pasado Tour de Francia, ya tiene una gran victoria que dedicarle a su pequeña, que nació cuando su padre se estaba batiendo el cobre en Francia. Al líder del Illes Balears le cuesta mucho ganar. No aguanta bien los cambios de ritmo. Él es un diesel. Pero hoy ha sacado fuerzas de allí abajo. De donde las sacan todos los ciclistas en esos momentos. De las piernas tensas y sudorosas que apenas aguantan una brizna más de dolor. Y pudo con el rey de los montes de la Vuelta, Roberto Heras. Pudo con la dorada sombra de Denis Menchov. Pudo con Carlos García Quesada, que no pudo rematar el gran trabajo de su equipo durante toda la jornada. Y, sobre todo, pudo con sus propios fantasmas. Ahora se ha demostrado a sí mismo, porque el buen aficionado ya lo sabía, que es capaz de vencer a los mejores en las cumbres más altas.


La jornada de hoy ha tenido el final feliz a una historia preciosa. Ha sido una etapa muy larga y tremendamente complicada. Los ataques se han sucedido desde el principio, pero los favoritos y, sobre todo, los equipos de los líderes (Rabobank y Liberty) han realizado un gran trabajo de control dejando a sus hombres fuertes en la boca del último puerto, el mítico de Ordino Arcalís.


Era también el día para el Comunitat Valenciana de Vicente Belda. Lo ha intentado desde el principio con toda la artillería. Siempre tuvo, al menos, un hombre en cada una de las fugas y grupos que se intercalaron entre la cabeza de carrera y el grupo de los favoritos. Al final, cuando ya tocaba jugarse la etapa, Carlos García Quesada fue el hombre elegido para hacerlo.


Su hermano Adolfo había aguantado muy bien antes, pero el andaluz del equipo valenciano poco pudo hacer ante un Mancebo que, hoy sí, tuvo su día. El de Illes Balears reconocía, emocionado, que “con los nervios y la concentración ni me he acordado de hacer un gesto para mi hija, pero le dedico la victoria a ella y a mi mujer”.


El otro ganador del día ha sido Denis Menchov. Ayer ganó la crono de Lloret y vio como a su rival, Roberto Heras, le caían otros 10 segundos por salirse de la trazada marcada por la organización. A pesar de ello el de Liberty dijo sentirse confiado porque estaba seguro de poder recuperar en la montaña. Hoy Menchov se ha ceñido al guión. Ha dejado trabajar a Liberty y se ha soldado a la rueda de Heras. El bejarano lo ha intentado al final, pero el ruso ha sabido aguantar muy bien los cambios de ritmo del español y se ha plantado en la meta sin perder ni un solo segundo.