Comprar Mascarillas Béjar

El próximo día 21 de junio se celebra la I subida a Candelario



Redacción i-bejar.com
Junio 08, 2009

Diecinueve años despues los coches volverán a rugir por la villa de Candelario es una jornada que promete ser inolvidable

I Subida a CandelarioEl domingo 21 de junio es la fecha elegida por la villa de Candelario para la celebración ,de la que en esta nueva etapa será I Subida a Candelario, ya que la anterior denominación es usada para otra prueba automovilística que se disputa en la misma comarca.

La prueba organizada por el club "La Cabra tira al monte" cuenta con un recorrido de 5.800 metros de longitud con una pendiente media del 7%. Su trazado es rápido y técnico, con cinco “paellas” (cuatro a izquierda y una a derecha), con curvas ciegas de fe, muy rápidas y constantes enlazadas. Tiene algún respiro en forma de pequeñas rectas de entre 300 y 350 metros y cambios bruscos de desnivel que exigen máxima concentración.

Casi todo el recorrido está elevado en una de sus caras, la interior, por lo que el público goza de muy buenas zonas de visión, teniendo la seguridad de un punto elevado de la carretera. En caso de preferir la parte inferior, en la cara exterior, tras el guardarraíl, antes del inicio del giro se dispone de una zona segura con muy buena visión.

Juan Garcia “Juangar”, nos cuenta los secretos de la subida: "La salida de la prueba es una recta de unos 150 metros que tiene en una ligera pendiente en la que se engranan marchas rápidamente hasta cuarta velocidad, para acometer una fuerte frenada en la que habrá que tener especial cuidado con los neumaticos traseros, ya que aún no tendrán la temperatura adecuada para entrar en la primera horquilla de izquierdas (Curva Andrés Vilariño). Tras la horquilla se sale a una recta con leve curva de derechas donde se puede alcanzar, en cuarta velocidad, unos 150 -160 KM/H. Le siguen dos curvas de derechas donde hay que quitar una velocidad para hacer las dos como si fuera una sola (Curva J.A. Fombona), trazando muy bien y abriéndose en el punto intermedio de las dos curvas para volver a cerrarse y coger buena inercia para una larga recta de 350 metros. Esta zona sería la zona mas rápida, donde se podrían engranar todas las marchas, aguantando todos los rasantes, para llegar a la curva más complicada de todas por su rapidez, una izquierda ciega que se toma muy rápida para entrar en la siguiente a derechas (Curva Luis Martinez), muy rápida, donde habrá que ver si existen humedades y si el asfalto hace que las ruedas quieran marcharse hacia fuera de la calzada.

Acelerando a fondo, llegamos a la siguiente horquilla de izquierdas (Curva Pancho Egozcue), la segunda, saliendo de ella en una fuerte pendiente, que no da la confianza suficiente como para arriesgar en la primera zona de enlazadas derecha - izquierda, donde habrá que sacrificar la primera de ellas para hacer la segunda con la potencia necesaria para salir mordiendo lo justo las cunetas. Tras esta zona, nos encontramos con una fuerte frenada a la salida del zig zag, para hacer otra curva de derechas (Curva Aitor Zabaleta), que enlaza con una ligera recta que desemboca en una horquilla de izquierdas (Curva Xavi Riera) muy parecida a la anterior con otra zona de aceleracion donde manda el corazon del piloto. Entrando en la segunda zona de enlazadas, muy similar a la curva Aitor Zabaleta de derechas, aunque esta cuenta con mejor salida, permitiendo acelerar antes, llegamos a una paella de derechas (Curva Roberto Mendez) donde a la salida no podemos dejar morir el motor por la fortísima pendiente y el asfalto rizado que nos encontramos, ya que si no se va con la suficiente inercia el coche perderá mucha tracción.

La última parte cuenta con una espeluznante recta la cual se va cerrando a izquierdas, entre los pinos, para frenar con mucha cautela antes del viraje que a 40 metros nos va a descolocar el coche en un ligero apoyo cambiado para ver la ultima curva de izquierdas, fabulosa paella denominada por los lugareños "la cueva" (Curva Juan Fernández), teniendo muy buena salida para dar todo el gas en una nueva cuesta que se va cerrando a la derecha para pasar la 5.700 metros después de la salida, decelerando y parando en la 1ª Plataforma, lugar donde desemboca el tramo.

El asfalto tiene muy buen grip, contando la calzada con 4 metros de ancho y cunetas donde poder morder, con agarre suficiente y no degradando en exceso las gomas por tener pequeñas zonas de recta que enfrían las gomas, aunque con algún bache. Quizás lo mas complicado puedan ser zonas con algo de humedad debido a los pinos y los cambios de luz de las zonas soleadas a las sombrias del frondoso bosque. Por lo demás, la Subida es para pilotos con corazón y con coches rápidos."

Fuente: www.lacabratiraalmonte.com