Lamentable estado del campo de fútbol Roberto Heras

Redacción i-bejar.com
Octubre 09, 2007 - 11:13

Esta situación no es nueva y ha sido denunciada en multitud de ocasiones, tanto a los responsables de la empresa que debería reforzar este trabajo como la Junta Directiva

La plantilla y cuerpo técnico del Béjar Industrial con el respaldo de la Junta Directiva del club han explotado este fin de semana pasado durante el partido frente a la Gimnástica Medinense de Valladolid, por el estado del césped de las instalaciones Roberto Heras de Palomares que no presentan ni mucho menos un mínimo de decoro con los deportistas.


Desde el jueves se pudo comprobar como el estado del campo no iba a estar en mínimas condiciones para la práctica del fútbol ya que estaba pintado y con la hierba sin segar, pero con tiempo de sobra para realizar la labor hasta el domingo, por mucho que algunos quieran ocultarlo y busquen culpables en otros que después de mucha paciencia son los que denuncian.


El campo está ahora mismo en una dejadez extrema, como hacia mucho tiempo, donde el proceso de cuidado no se realiza ni en una mínima parte y creemos que ni se conoce ni se quiere conocer.


Esta situación no es nueva y ha sido denunciada en multitud de ocasiones, tanto a los responsables de la empresa que debería reforzar este trabajo como la Junta Directiva.


Pero toda la paciencia tiene un limite y la situación explotó este fin de semana con el parón que sufrió el apretado al iniciarse, parón de dos minutos donde los jugadores textiles se sentaron en el campo para denunciar su estado, más bien un “sembrao” y una era que un campo de fútbol.


Este parón fue convenido con el equipo contrario y el árbitro que apoyaron en todo momento esta decisión porque vieron la citación extrema en la que se encontraba no ya el césped porque no es tal, sino la hierba de la instalación.


Un trabajo difícil con la dejadez que ha hecho rebosar el vaso, un trabajo eso si costoso y arduo, cada vez más pero que alguien debe realizar y en alguien debe recaer la responsabilidad de que el domingo el estado fuera más que lamentable.


Las soluciones existentes pero hay que querer ponerlas sobre el tapete, el trabajo es una de ellas, lleva tiempo pero si no se puede llevar a cabo no se debe recoger esa responsabilidad.


El equipo seguirá semanalmente con sus protestas allá por donde vaya, incluso planteándose en estos momentos la posibilidad de jugar en las instalaciones de Mario Emilio donde a pesar de ser una instalación de tierra, el riesgo de lesión de los jugadores es menor que el actual en Palomares.


En fin, cada cual que haga una reflexión interna sobre una situación que no puede seguir mas así, no se puede y no se quiere, todo uno.


José Crespo: Entrenador Béjar Industrial.
Miguel Gelabert: Preparador físico