Eusebio Sánchez consigue finalizar la Adventure Race World Championship

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Noviembre 17, 2009 - 20:20

"Mi objetivo era finalizar y se ha cumplido gracias al grupo humano con el que he tenido la suerte de formar equipo"

Eusebio Sánchez junto a su equipo el Wind X-treme / Ekke LleidaEusebio Sánchez junto a su equipo, el Wind X-treme / Ekke Lleida, y después de 131 horas, 52 minutos y 32 segundos, atravesó la línea de meta, ubicada en la Playa de Baleal, finalizando el ARWC 2009 (Adventure Race World Championship) en la posición 31º, sobre un total de 60 equipos que tomamos la salida.

“Mi objetivo era finalizar y se ha cumplido gracias al grupo humano con el que he tenido la suerte de formar equipo. Física y técnicamente Silvia, David y Jordi son raiders muy experimentados y durante estos seis días también han demostrado ser muy buenos compañeros de equipo”

El propio Eusebio Sánchez nos cuenta como han sido estas 131 horas interminables en las que ha recorrido ochocientos kilómetros.

El ARWC 2009 comenzó el domingo 8 de noviembre en Estoril, con una etapa prólogo limitada a 10 horas, con secciones a pie, patines en línea, bicicleta de montaña, escalada, rappel, etc. El ritmo fue rápido, más propio de un raid corto, que de uno expedición, había que completar el máximo de balizas, dentro del tiempo límite establecido por la organización.

El domingo fue un calentamiento, la competición propiamente dicha, comenzó al día siguiente, a las 8:00 de la mañana. A partir de ese momento los participantes disponían de un tiempo máximo de 128 horas, para completar un recorrido de 800 kilómetros, con secciones de trekking, bicicleta de montaña, kayak, patines en línea, costering, natación y cuerdas. En las carreras expedición el cronómetro no para en ningún momento, los equipos tenemos que administrar nuestro tiempo, definiendo dónde y cuánto pararemos a dormir, que material y alimentación portearemos en cada sección.

Después de tantas horas de competición resulta imposible relatar en unas líneas lo que has vivido. Duermes muy poco, un máximo de una hora y media diaria, cuando lo haces, donde cuadra y siempre en los sitios más inverosímiles, un parque, debajo de un tenao... las noches son eternas, es muy fácil quedarse dormido, sin dejar de andar o palear y despertarse por el roce con un matorral, o cuando metes en el agua todo el antebrazo. En bici es diferente, por tu seguridad tienes que extremar las precauciones y al primer "cabezazo" parar a despejarse o dormir.

Esta no ha sido la primera carrera expedición que he corrido. Sin embargo, puedo afirmar que ha sido la más larga y que no será la última. En carrera ningún equipo es consciente de la envergadura de lo que está haciendo. En los momentos difíciles, para no venirte abajo, piensas en lo que has recorrido, nunca en lo que te falta por recorrer. Van pasando las horas, los días, las noches, los kilómetros en bici, patinando, a pie, en piragua... y cuando menos te los esperas, te encuentras en la Playa de Baleal, debajo del arco de meta, con tus compañeros de equipo, brindando con una botella de vino espumoso.

Después de esto me pregunto dónde está el límite de la resistencia humana.

Un saludo a todos y muchas gracias por haberme apoyado