Se complica la situación para el Béjar Industrial (Rioseco 2 - Béjar 0)

Redacción i-bejar.com
Noviembre 21, 2007 - 18:53

Hasta la expulsión bejarana hubo ocasiones en las dos porterías aunque las mejores y más claras fueron para los locales

El Béjar entra en una situación complicada, si bien es cierto que existe tiempo para salir adelante de ella, no hay que esperar mucho para lograrlo, pues los nervios y una categoría traicionera pueden llevar a un disgusto.


El partió en Medina de Rioseco fue un partido equilibrado con dos equipos jugando sus papeles hasta que el árbitro de turno, veterano y sabiendo donde estaba, expulsó al capitán textil Sánchez, uno de los baluartes defensivos del equipo y teniendo pleno conocimiento de que su decisión desequilibraría el partido.


Salió el Rioseco buscando jugadas de ataque en balones largos pero la defensa bejarana sabia defender su portería e intentaba poder hacerse con el control del balón para crear peligro, aunque no lo conseguía.


Hasta la expulsión bejarana hubo ocasiones en las dos porterías aunque las mejores y más claras fueron para los locales que empujaban sobre la portería del mejor del partido, el portero bejarano Alberto que recordó sus mejores tardes con paradas sensacionales.


La defensa bejarana estaba a una altura aceptable pese a las ausencias, el centro del campo con Casas y Gustavo tenia controladas sus funciones e Itamar no paraba de zafarse con la defensa vallisoletana, pero había en el equipo ciertos jugadores que estaban rindiendo por debajo de su nivel.


La expulsión fue la clave porque el Béjar se quedaba con un hombre menos, antes del tiempo de descanso y en una situación difícil para afrontar el segundo tiempo.


Pese a este contratiempo el equipo textil dispuso de alguna ocasión, sobre todo en balones parados y de estrategia.


Los locales comenzaban a llegar cada vez con mas peligro y el equipo bejarano se metió bastante atrás para defenderse en inferioridad de condiciones.


Al final, ante el acoso local, en un corner entró el gol en la red defendida por Alberto y parecía que el choque tenia ya poco color, pese a los cual los textiles con el cambio de un incisivo Pedrito y Mauri intentaban llegar a la portería para por lo menos llevarse un punto en el casillero.


El Béjar se echó hacia delante con un hombre menos, dejando muchos huecos en defensa y corriendo muchos riesgos, sabedor de que este resultado no le servia pero en uno de esas contras vallisoletanas llegó el segundo gol, casi en el tiempo de descuento, que dejaba el marcador con dos a cero y al Béjar en una difícil situación.