El árbitro y los nervios acabaron con el Béjar Industrial (Ronda Oeste 3 - Béjar 0)

Redacción i-bejar.com
Diciembre 04, 2007 - 14:28

El partido se presentaba muy igualado, en un campo pequeño y difícil, de hierba artificial y al que cuesta adaptarse un tiempo

Cuando un equipo joven comienza una temporada en las posiciones bajas de la tabla existe el riesgo de que la ansiedad bloquee sus posibilidades. Eso parece ser lo que está sucediendo con el Béjar, donde una plantilla muy joven no está siendo capaz de conseguir dos resultados positivos de forma consecutiva que desbloqueen mentalmente a unos jugadores que tienen más potencial que el que se está mostrando en el campo. Si a la inexperiencia y la ansiedad le unes algunas bajas significativas y como algún jugador que debería ser un referente para el grupo no lo está siendo, sumas un conjunto de factores que explican porque el equipo no acaba de ganar fuera.


Era este partido en tierras vallisoletanas uno de los que estaban en la lista de despegue clasificatorio pero se volvieron a cometer errores que parecían subsanados y en un ambiente de enfrentamiento creado por el colegiado de turno, con dos varas claras de medir, hicieron mella en los bejaranos.


El partido se presentaba muy igualado, en un campo pequeño y difícil, de hierba artificial y al que cuesta adaptarse un tiempo. El primer gol del partido, en el minuto once supuso el primer paso para la derrota bejarana. A partir de ahí el Béjar se echó hacia arriba en busca de sus posibilidades, pero la desconcentración de algunos jugadores que cayeron en todas las provocaciones posibles hizo imposible la continuidad en el juego con balón.


La expulsión, otra más, de Vicente en el minuto treinta hizo que el equipo tuviera otra vez que remontar el partido don diez jugadores durante sesenta minutos, algo que con el segundo gol al filo del descanso se antojaba imposible.


En el segundo tiempo, el equipo textil hizo algunos cambios en su esquema pero otra expulsión, esta vez de Chuchi, hizo que el equipo se descompusiera hasta el final y aunque dio la cara, no pudo hacer nada frente a los vallisoletanos.


Dos varas de medir del colegido soriano, que midió de forma diferente a los equipos, uno con ocho tarjetas amarillas y dos expulsados y el otro con sólo tres amarillas.


Por parte bejerana jugaron de inicio: Rivas, Jesús, Chuchi, Sánchez, Vicente, Casas, Gustavo, Roberto, Robert, Itamar y Mauri.