Sotoserrano: San Ramón Nonato recibe las plegarias de los vecinos

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Septiembre 01, 2003 - 02:00

San Ramón Nonato fue honrado en el día grande de las fiestas de Sotoserrano, donde se dieron cita numerosas autoridades provinciales para acompañar a la Corporación municipal en la jornada festiva.


A pesar de acontecer en plena operación retorno de vacaciones, la localidad contó con la presencia de un nutrido número de visitantes e hijos del pueblo que no quisieron perderse esta relevante jornada festiva.


Sebastián Requejo, el alcalde de Sotoserrano, estuvo acompañado por los diputados del PP Francisca Sánchez Manchado y Alfredo Martín, además del diputado y procuradora socialistas Ramón Hernández Garrido y Ana Muñoz de la Peña y numerosos alcaldes de la comarca, como La Alberca, Madroñal o Miranda del Castañar, entre otros.



SAN RAMON


San Ramón Nonato está presente como patrón de muchas de las localidades de la provincia, pero quizá sea Sotoserrano uno de los lugares donde mayor devoción se le tiene y mayor culto se le rinde. Un culto representado en los bailes típicos del ofertorio y las poesías que los jóvenes danzantes dedican a su patrón, ante el silencio expectante de los presentes. En las rimas, por medio de toda clase de postulaciones, solicitan la intercesión del santo y su benevolencia.


Pedro Roncero, Bernardino de la Iglesia, Celia Sánchez, Alba Hernández, Rosita Domínguez, Judith Hernández, Rubén Hernández y Gemma Velasco fueron los jóvenes danzarines y poetas por un día que, dirigidos por Baltasar Hernández, más conocido entre los suyos por El rubio de oro , bailaron ante el santo y trenzaron el típico ramo serrano con sus danzas, en un emotivo acto que presenciaron el numeroso público que se acercó al pueblo.


 Todos los vecinos de la localidad desfilaron frente al santo, después de hacerlo las autoridades comarcales y provinciales, para depositar a sus pies las diferentes ofrendas y realizar las consabidas peticiones.


San Ramón Nonato, de origen catalán, parece que marcó la tendencia en el destino de la emigración hacia Barcelona de muchos de los vecinos de Sotoserrano que marcharon hace décadas en busca de un futuro mejor y que ayer regresaban para asistir a las fiestas de Sotoserrano. Tras el tradicional ofertorio, el santo regresó a la iglesia parroquial y las autoridades y fuerzas vivas del pueblo disfrutaron de un vino de honor ofrecido por el consistorio de Sotoserrano.


Foto: Santiago Nieto