Comprar Mascarillas Béjar

Sotoserrano: Restos históricos de la primera villa romana de Castilla y León



Redacción i-bejar.com
Agosto 19, 2004

Sotoserrano cuenta en su término municipal con la única villa romana de características tan singulares, que podrían convertir el yacimiento arqueológico en uno de los hallazgos históricos más importantes en la provincia. Ni templo a Júpiter, ni termas, los restos corresponderían, según el director de las excavaciones, el profesor de la universidad, Enrique Ariño, a una villa romana.


Los restos que contiene el yacimiento han sorprendido por su interés y la gran cantidad de material, además de indicios que hacen pensar en una construcción monumental por los múltiples restos hallados por el grupo de estudiantes dirigidos por Ariño. Las partes sur, oeste y este del yacimiento cuentan con muros de piedra y sillería de considerables dimensiones. La institución educativa solicitó la ayuda que concedió la Junta para realizar la intervención con el equipo de la Universidad de Salamanca.


Enrique Ariño hizo constar, con prudencia, que todo apunta a que pueda tratarse de una villa romana dedicada al cultivo y la producción de vino o aceite. Este último aspecto, podrá concretarse cuando los restos encontrados en una vasija sean analizados en Estados Unidos.


El origen exacto de la construcción aún no ha podido determinarse, pero los materiales encontrados han servido para datar en qué momento se hundió la edificación: entre los siglos III y IV. El edificio, atendiendo a este aspecto, podría ser de una primera época imperial, siglos I ó II, pero faltaría por concretar este dato. Las estructuras complejas de las construcciones que están siendo descubiertas, cuentan con declinios (salas para la celebración de banquetes), salas de recepción, incluso molinos y tinajas que contuvieron los productos explotados. Estas últimas están marcadas con lo que podría ser el nombre del propietario de la villa o indicativos del producto contenido.


Algunos de los elementos más singulares hallados son los contrapesos de granito, de enormes dimensiones, empleados en el antiguo prensado para la obtención de vino o aceite. Para el director del proyecto, el yacimiento es importante porque conserva mucha estructura constructiva, por su monumentalidad y por la información que está proporcionando. La singularidad es la de ser una villa dedicada al cultivo de vino o aceite, algo de lo que no hay precedentes en la comunidad y sí en zonas de Cataluña, Valencia o Andalucía.


El futuro de los hallazgos depende de la Administración


El objetivo del Ayuntamiento de Sotoserrano, una vez constatada la importancia del yacimiento, es el de tratar de poner en valor los restos romanos como atractivo turístico.



Este año, el descubrimiento será cubierto de nuevo para que no sufra daños y a la espera de una decisión de la administración sobre los terrenos y los propios restos, que podría o no monumentalizarlos, lo que requeriría de una gran inversión. Para Enrique Ariño el yacimiento "merece la pena" por que no hay otra villa romana en la provincia.


Foto: Santiago Nieto