Mogarraz se muestran al mundo en una experiencia de arte innovadora

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Mayo 28, 2012 - 12:14

Retrata2-388 es el título de la muestra que ayer fue inaugurada en Mogarraz

Retrata2-388. MogarrazCientos de mogarreños del 67 se asoman a las calles de la localidad serrana desde las fachadas de sus casas, desde los edificios de Mogarraz, cubiertos por las imágenes de sus caras retratadas por el artista de la localidad, Florencio Maillo, en base a las imágenes que de ellos fueron tomadas en 1967 por Alejandro Martín Criado. Se trata, una base documental y etnográfica cuyos retratos forman un mosaico de expresiones, caras. Se trata de una exposición viva, "de personas vivas", tal y como destacó el propio autor en el momento de la inauguración.

Retrata2-388 es el título de la muestra que ayer fue inaugurada en Mogarraz. La alcaldesa, Concha Hernández, que recibió el agradecimiento de las autoridades y el propio autor, fue la anfitriona en la inauguración.

La apertura oficial de la muestra contó con la presencia del presidente de la Diputación, Javier Iglesias, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, el delegado de la Junta, Bienvenido Mena, la vicedecana de la Universidad de Salamanca, senadores, diputados y alcaldes y concejales de los pueblos de la Sierra, así como vecinos de la localidad y de otros municipios de la Sierra de Francia.

El escenario, las propias calles y sus fachadas

Las imágenes de los recuerdos sobre los retratados se distribuyen en multitud de escenarios asociados a las viviendas interiorizadas, no están exclusivamente unidas a sus hogares, aun siendo estos un referente substancial. Junto a la figura de los paisanos emergen un sinfín de sensaciones visuales con la luz y el color de las fachadas, sonoras como el agua que brota de las fuentes y, cómo no, olfativas del aroma de las flores, la madera, la cal o de la naturaleza serrana. Son imágenes para el recuerdo una gran diversidad de labores que se realizaban en plena calle ante las casas. Faenas asociadas a la agricultura como el almacenamiento de la paja y el grano, el secado y limpieza de legumbres, el trasiego de vino, o la carga de los sufridos cuadrúpedos con estiércol para su traslado de las cuadras al campo, como también la descarga de las caballerías con productos y herramientas.

Dice Florencio que un objetivo fundamental de cada obra de esta serie “es mantener el parecido del retrato pictórico tal como fue fotografiado, con el objeto de preservar su identidad”. Evidentemente, se trata de un retrato fisonómico antes que plástico, pero sin olvidar las licencias artísticas comprendidas en toda la producción simbólica, más si cabe debido al extenso número de obras realizadas.

En cuanto al procedimiento empleado en la elaboración de las obras de esta importante, única y excelsa colección es la encáustica, ya que reitera el concepto central elaborado en la propuesta, que no es otro que el de la custodia de la memoria de aquellos hombres y mujeres que legaron la tradición. Por cierto, la encáustica es una técnica pictórica usada desde la antigüedad, por egipcios y romanos, con extraordinarios resultados dada la excelente conservación de las obras que nos han llegado hasta la actualidad. Se caracteriza por emplear cera de abejas para aglutinar el pigmento. Este procedimiento pictórico con cera para resguardar la imagen y su memoria, junto a la chapa como material estable frente a la climatología, aúnan esfuerzos en la misma dirección conceptual, la protección.

Finalmente, Retrata2-388, es un proyecto global, su sentido, potencia y significado se halla en el conjunto de la producción pictórica realizada, y no en cada uno de los retratos aislados. La instalación del total de las obras en la exposición –que posteriormente se verá acompañada por un catálogo con textos de Antonio Cea-, es básicamente lo que otorga sentido, significado y proyección a este acontecimiento único, exclusivo, exquisito y de una verdadera magnitud e importancia artística, patrimonial y turística para Mogarraz y el resto de pueblos de la Sierra de Francia. Enhorabuena a Florencio Maíllo, la alcaldesa Concha Hernández, a la Diputación con su diputado de Cultura Manuel Tostado, y al comisario de la exposición Fabio de la Flor.