Lagunilla: Un muerto y un herido grave en una colisión entre dos vehículos



Redacción i-bejar.com
Septiembre 02, 2004

La localidad de Lagunilla, perteneciente a la comarca bejarana, amaneció ayer consternada al conocerse el fallecimiento de uno de sus vecinos en un accidente de tráfico que se produjo a las 9 de la mañana en el acceso al pueblo. El siniestro se produjo cuando un vehículo Ford Escort, con matrícula SA-6342-O, conducido por J.L.M.G, de 21 años, colisionó por alcance con un vehículo tractor de reducido tamaño, en el que viajaban, J.M.B. de 77 años y su hijo M.M.D.C., de 40 años. El pequeño tractor agrícola tenía enganchado un remolque muy utilizado en esta zona de la Sierra para realizar las tareas agrícolas.


La colisión se produjo en la carretera de acceso a la localidad, en las proximidades del casco urbano. Según testigos presenciales y los propios técnicos de emergencias, las causas del choque por alcance y del accidente mortal pudieron deberse a la escasa visibilidad por la posición del sol a esa hora de la mañana en la situación de la carretera, lo que habría impedido al conductor del automóvil ver al tractor que le precedía en la vía y por tanto reaccionar a tiempo para esquivarle. Hasta el lugar del accidente se desplazaron los efectivos sanitarios y médicos de emergencias de la unidad medicalizada de emergencias sanitarias Sacyl con base en Béjar, una ambulancia de urgencias de la empresa Emersan, SA, así como un helicóptero medicalizado de Emergencias Sanitarias Sacyl.


Los facultativos de la unidad medicalizada de emergencias de Béjar trataron de reanimar al conductor del pequeño tractor, J.M.B. sin que pudieran conseguir salvar su vida después de media hora de trabajos de reanimación.



AFECTADOS El otro ocupante del tractor agrícola, el hijo de la víctima mortal, tuvo que ser trasladado, a consecuencia de la gravedad de sus lesiones, hasta el hospital Virgen de la Vega de la capital por el helicóptero medicalizado con base en Salamanca. El conductor del Ford Escort resultó ileso.


Muchos vecinos de la localidad se personaron en el lugar de los hechos para conocer de cerca el desarrollo de los acontecimientos y se mostraron muy consternados al conocerse la noticia del fallecimiento de este vecino que no pudo ser reanimado tras el siniestro.


Uno de los ocupantes del accidente de la N-630, en la UVI


La única víctima que salvó la vida en el accidente ocurrido el pasado 27 de agosto en la N-630, R.T.V. de 40 años, continúa en la UVI. Su estado es todavía de alta gravedad y es muy pronto para conocer si salvará o no la vida.



El accidente, en el que perdieron la vida cuatro personas, se produjo en el término municipal de Castellanos de Villiquera y los hechos tuvieron lugar a las 8.10 horas al colisionar frontalmente un Volvo de matrícula española y un Renault Megane de placa portuguesa, al invadir el carril izquierdo el primero de los vehículos.


Foto: Santiago Nieto

Temas: