Garcibuey: El nuevo viaducto de la Sierra funcionará en una semana

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Septiembre 19, 2003 - 02:00

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Agustín Sánchez de Vega, asistió a la realización de la prueba de carga del viaducto de la Umbría de San Benito, concretamente en el tramo que transcurre desde el cruce con la SA-225 a la localidad de Sequeros en el término de Garcibuey.


Técnicos de la institución regional trabajaron durante toda la mañana en la realización de las pruebas técnicas, previas a la apertura del puente al tráfico rodado, con diversas mediciones al paso y retirada de camiones de gran tonelaje (27 toneladas).


El responsable de la Junta en Salamanca destacó la utilidad y las mejoras en las comunicaciones para todos los pueblos salmantinos de la zona de la sierra afectados por la carretera y como nudo entre las comunicaciones entre las comarcas de Béjar y de Ciudad Rodrigo.


Sánchez de Vega calificó el proyecto como de primera magnitud por la mejora y ensanchamiento del firme, lo que redundará también en una mayor seguridad.


El delegado territorial no quiso precisar las fechas exactas en las que se prevé la conclusión de la totalidad de la vía entre las dos cabeceras de comarca mencionadas, pero dijo que existe "un interés especial de la Junta de Castilla y León por potenciar el turismo en la zona de la Sierra de Francia y el turismo rural".


Las prioridades de la institución regional estarán encaminadas al desarrollo del plan cuatrienal de mejora de la totalidad de las carreteras de la provincia. El delegado dijo que cuando termine el programa, en el 2007 si no se prorroga, quedarán muy pocos tramos de carretera de 6 metros de ancho, pasando a tener 8,9 metros, lo que Sánchez de Vega interpretó como "carreteras más seguras para la provincia".


El proyecto contempla también los trabajos de acceso a la base de El Maíllo a la N-620, sobre un tramo de más de 26 kilómetros, que ayer visitó Agustín Sánchez de Vega.


Más de 4 millones de inversión


Las obras del viaducto corresponden al proyecto de mejora de la plataforma y firme de la carretera SA-220, de Béjar a Ciudad Rodrigo. La inversión asciende a 4,6 millones de euros (763 millones de pesetas), sobre un tramo de más de 10 kilómetros. El puente, cuya apertura supondrá la liberación de cerca de un kilómetro de curvas, tiene una longitud de 115 metros. La altura máxima en uno de sus vanos (hueco desde el firme hasta la base del puente) es de 30 metros. El plan contempla también las obras de acceso a Villanueva del Conde y la travesía de Sequeros, con sus conducciones de servicios incluidas.


Fotos: Santiago Nieto