Cristobal: Los vecinos se vuelcan con San Martín de Tours

Redacción i-bejar.com
Noviembre 10, 2003 - 01:00

A pesar de tratarse de una celebración muy joven, hace menos de un lustro que Cristóbal celebra fiestas en noviembre, San Martín de Tours ha encontrado entre los vecinos un gran espíritu devocional y participativo. El dicho de A todo cerdo le llega su San Martín se hace cierto, en su significado etimológico, en Cristóbal. Las fiestas culminan con las celebraciones religiosas en la ermita del Santo Cristo, recién restaurada, pero la pagana fiesta de la matanza de los cerdos adquiridos por el consistorio precede a la celebración religiosa que tenía lugar ayer, y en la que los vecinos rindieron culto a su patrón.


La celebración se inició con una eucaristía en la ermita, puesto que el estado de la iglesia, en vías de recuperación gracias a la gestión del Ayuntamiento, no pudo albergar la misa. Pero a ella acudieron los participantes para realizar una ofrenda ante la imagen del santo que se encuentra en el atrio, representando el bien. Momentos antes, el párroco anunció el hermanamiento con un pueblo de Teruel.


La fiesta continuó con una comida de confraternidad para la que hubieron de establecerse varios turnos, debido al alto número de participantes, cerca de 250 comensales.


El alcalde de la localidad, Antonio Luengo, se mostró satisfecho por la recuperación de la ermita. Luengo justificó la reciente creación de la fiesta de San Martín, como patrón de la localidad, y al que antes no se veneraba debido a las fiestas estivales.


Foto: Santiago Nieto