Candelario: La gestión de El Travieso recae en el consistorio

Redacción i-bejar.com
Noviembre 11, 2004

El Ayuntamiento de Candelario se hará con la gestión del hotel de montaña de El Travieso, ubicado en la Sierra de Béjar. El inmueble, propiedad de la diputación, y que antes era un refugio de montaña muy visitado en época de nieve, se ha convertido, tras la intensa reforma realizada por encargo de la Administración provincial, en un pequeño hotel de montaña bien equipado del que el consistorio candelariense se hará cargo tras alcanzar un acuerdo con la Diputación de Salamanca.


La Salina ha invertido más de 250.000 euros (45 millones de pesetas) en la reforma del edificio y su correspondiente equipamiento. El albergue de la plataforma, como era conocido popularmente, cuenta en la actualidad con ocho habitaciones, siete de ellas dobles, con baño, cocina recién equipada y un salón comedor con chimenea para cerca de 80 comensales.


Con anterioridad y tras la conclusión de las obras la diputación sacó a concurso la gestión del hotel de montaña aunque quedó desierto a pesar de "la gran cantidad de personas que hubo interesadas en hacerse con las bases", tal y como destacó el vicepresidente de la diputación, Juan Luis García, que ayer, acompañado por la diputada de Turismo y la de Medio Ambiente, Francisca Sánchez y Juana González Mulas, respectivamente, visitó las, acompañado por la alcaldesa, Ana María Carrón.


Esta última manifestó su interés en alcanzar lo más rápido posible un acuerdo con la diputación para comenzar a explotar las instalaciones. Los planes de la alcaldesa de Candelario son los de otorgar la gestión del centro a una cooperativa que se haría cargo de las instalaciones, cuyo mantenimiento es complicado debido a la altitud y al frío y la nieve de los inviernos.


Según Carrón, el hotel de montaña completaría un itinerario con los servicios que ofrece la villa cara a su promoción turística. Las bases del concurso, que quedó desierto, contemplaban una mensualidad para los adjudicatarios de más de 900 euros (150.000 pesetas), cantidad que será negociada ahora entre las partes.