Comprar Mascarillas Béjar

El Belén Viviente de Candelario congrega a numeroso público



Redacción i-bejar.com
Diciembre 26, 2005

La tradicional celebración del belén viviente fue el acto de estrella de las actividades navideñas en la localidad charra de Candelario.


Sólo unos pocos copos de nieve engalanaron la imagen del nacimiento de Candelario, que cuenta con más de una treintena de años a las espaldas de las decenas de actores que en él participan y que consiguen que esta estampa de Navidad cobre vida en los múltiples escenarios naturales que conforman la calle de la Cuesta de la Romana.


En el encuentro, la Cuesta de La Romana se llena de visitantes y de actores improvisados para presenciar, unos, y participar, los otros, en esta tradicional representación navideña, con la que también se homenajea a las hermanas Vallejera, promotoras de este clásico de la Navidad candelariense, retomando la tradición iniciada por ellas.


Fue Mario Hinojal, de 33 años de edad, el primer actor bebé que hizo de Jesús, aunque con posterioridad, la tradición estuvo unos años sin celebrarse. Los personajes más cotizados son los de San José, la Virgen María y el Niño Jesús, papel que cada año asume un bebé de la villa.



PASTORES En los diferentes espacios del escenario se pueden contemplar cuadrillas de pastores calentándose y cenando al calor de una hoguera, cascadas naturales, romanos, los Reyes Magos de Oriente viajando y hasta posadas y posaderos.


El belén de candelario está dotado de ciertas singularidades que proporcionan a la representación del nacimiento de Cristo un carácter único. Una de ellas es el escenario natural en el que se convierte la Cuesta de la Romana, donde también se representan el Vía Crucis y la boda típica. Esta vía candelariense, a la que incluso se le crean cascadas naturales de agua para dotar la escena de un mayor realismo, es la que da nombre al colectivo organizador del nacimiento.