Los vecinos de Palomares de Béjar se oponen a nuevas industrias en su barrio

Redacción i-bejar.com
Marzo 25, 2010 - 11:53

El PP de Béjar a través de su portavoz manifestó que quiere las antiguas instalaciones del matadero ubicado en el barrio bejarano de Palomares sigan acogiendo industrias

Antiguo Matadero municipal de BéjarLos vecinos del bejarano barrio de Palomares han recibido como un jarro de agua fría las intenciones del Partido Popular en la oposición del ayuntamiento de Béjar. Este grupo a través de su concejal, Alejo Riñones, anunció recientemente que presentará una alegación al plan general de ordenación urbana (PGOU) en el sentido de aprovechar las antiguas instalaciones del antiguo matadero municipal, que tuvo que ser cerrado por ser declarado ilegal.

El PP de Béjar a través de su portavoz manifestó que quiere las antiguas instalaciones del matadero ubicado en el barrio bejarano de Palomares sigan acogiendo industrias, "sin que produzcan malos olores ni ruidos a los vecinos", señaló Riñones, temiendo la oposición ya manifestada por los propios vecinos.

Para los Populares la inversión realizada en las antiguas instalaciones del matadero fue muy alta y por ese motivo debe mantenerse como suelo industrial o empresarial, "para que cualquier empresa que llegue a la ciudad cuente con suelo para instalarse".

Algunos vecinos del barrio consultados por i-bejar.com consideran que de igual forma "podrían ubicarse industrias en el centro de Béjar, junto al parque o junto al barrio de los concejales que ahora dicen que deben instalarse aqui las industrias concejal", han manifestado de forma vehemente en declaraciones a este periódico.

El gobierno municipal contempla esta zona como uso residencial en el nuevo documento del PGOU lo que supondría la eliminación de las antiguas instalaciones del matadero ilegal, como así fue refrendado por tres sentencias judiciales favorables a los vecinos del barrio.

La reacción de los vecinos a estas declaraciones no se ha hecho esperar. Dicen conocer el plan de urbanismo pero temen que esta circunstancia dependa de la conducta o consideración de la persona que ostente el gobierno de la ciudad cuando llegue el momento final de la decisión, pues el PGOU aun no está aprobado en firme.

En este sentido desde algunos sectores de la ciudadanía el plan de urbanismo está encontrando una dura oposición a pesar de haber contado con numerosas exposiciones públicas y hasta una oficina específica.
Grupos como UPS han mantenido ya reuniones con representantes vecinales en el barrio de Los Praos y promoverán la presentación de alegaciones en la barriada que se considera perjudicada por las referencias urbanísticas a su barrio en el plan que se somete a revisión