UPS Béjar muestra su malestar por la adjudicación del transporte entre Béjar y Salamanca

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Septiembre 04, 2007 - 12:54

"Creemos que la modificación de horas de trayectos, es un retroceso, ya que se prima otros intereses que son diferentes a las mejoras en los Servicios"

El representante de Unión del Pueblo Salmantino, en el Ayuntamiento de Béjar, ha planteado en la comisión de transporte, su malestar por el resultado de la adjudicación del transporte entre Béjar y Salamanca. Para este grupo esto supone un paso hacia atrás para los bejaranos.


“Creemos que la modificación de horas de trayectos, es un retroceso, ya que se prima otros intereses que son diferentes a las mejoras en los Servicios, como ejemplo pondremos, que el adelanto del primer servicio a las 6.15 horas, cuando antes era a las 6.45, no tiene motivos claros; así como eliminar los servicios de la tarde que desde Salamanca, salen hasta Béjar, ya que desde las 14.30 horas hasta las 18.00, los bejaranos no tendrán un servicio directo o con normalidad (los horarios entre medias, unos van por Santibáñez y otros por Ledrada, haciendo rutas turísticas, más que transporte de viajeros basada en un interés de los vecinos de esta Ciudad). Otro detalle es el adelanto del último servicio con salida desde la Capital hasta Béjar, sin motivo aparente tampoco, si pensamos en los horarios y servicios (horarios universidad, trabajos, etc.)” apuntan desde UPS.


El incremento del precio del billete y bonos de transporte, que ya fueron aumentados hace escasas fechas, así como la subida de precios en la facturación de los paquetes y el escaso periodo de preaviso que se les ha dado a los usuarios del transporte, unido a los ya mencionados cambios de horarios ha llevado a UPS Béjar a solicitar al Ayuntamiento de Béjar que “defienda los intereses de los bejaranos y usuarios de este transporte, monopolista, tomando las medidas oportunas, ante la administración y empresa, para, primero ver las condiciones de adjudicación y luego exigir que se vele por los intereses de los usuarios del transporte público, no andando hacia atrás como los cangrejos, como ha sucedido en este caso”.