La PDBB contra los planes hoteleros en El Bosque de Béjar

Redacción i-bejar.com
Agosto 18, 2016 - 13:53

La Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar (PDBB) muestra su preocupación por el proyecto hotelero y de restauración propuesto por el Alcalde de Béjar.

Los defensores de El Bosque apuestan por propuestas de carácter expositivo, didáctico-educativo y cultural anunciadas por la Junta de Castilla y León.

El pasado 5 de agosto, “contrariado por ver desestimada la solicitud municipal para acoger en Béjar una edición de Las Edades del Hombre”, el Alcalde comunicaba a los medios su intención de crear en los edificios de El Bosque un alojamiento y un restaurante de iniciativa pública.
Esta propuesta hotelera es contradictoria con los usos que menos de un mes antes, el 8 de julio, había concretado para los mismos edificios la Consejera de Cultura, Sra. García Cirac, durante su visita a las recientes obras de rehabilitación (acompañada precisamente por el alcalde).

La máxima autoridad en materia de Cultura de nuestra Comunidad expresaba entonces que el palacete, las caballerizas y el resto de edificios auxiliares de El Bosque se abrirían al público que visite el jardín y podrían «contener un programa expositivo, educativo y didáctico sobre la villa, su historia, sus valores culturales y su relación con otros jardines históricos cercanos», además de servir de centro de recepción de visitantes. No parece que tales usos puedan coincidir en el mismo espacio con las «15 ó 20 habitaciones» (más el restaurante) que pretende abrir el alcalde. Tampoco debe de haber leído el Plan Director (documento que nunca quiso), en cuyo Vol. V, p. 27 sólo se considera compatible la posibilidad de alojamiento si va «subordinado a la ocupación para usos formativos», mientras se muestra preferencia por un «Centro de investigación de jardines» y por los «usos expositivos y culturales en edificaciones» (Cuadro de valoración de usos, PD, Vol. V, p. 25, con más detalle en pp. 43 a 45).

APOYO A LAS PROPUESTAS DE LA JUNTA

Frente a la ide del alcalde de Béjar, desde esta Plataforma muestran su opinión favorable a los usos propuestos por la Consejera de Cultura, por ser adecuados a las características del BIC y coincidentes con las determinaciones del Plan Director de El Bosque, aunque merecería la pena estudiar también las que integran el proyecto de Izquierda Unida y Grupo Cultural San Gil, presentado al público el pasado 16 de agosto y enviado a los representantes de las administraciones titulares (para su consideración en la reunión de la Comisión de Seguimiento de El Bosque, prevista para el 23 de agosto próximo), pues en parte coinciden con las de la Junta y amplían las posibilidades de actividad económica y empleo –público y privado– que podría generar nuestra villa de recreo.

El principal objetivo del alcalde para plantear ese alojamiento y restaurante «es que la finca (sic) sea autosostenible para evitar invertir dinero público en un espacio sin uso». De nuevo el alcalde se contradice, pues previamente insiste en que el alojamiento planteado sería de iniciativa pública y, literalmente, de «gestión directa» a través de trabajadores municipales, además de tener usos muy concretos asignados de antemano, como menos de un mes antes había explicitado la Consejera de Cultura y quince años antes, en 2001, se recogían en el Plan Director de El Bosque (por no mencionar la larga serie de propuestas publicadas y enviadas a la Administración competente por el Grupo Cultural San Gil desde 1992).

Al margen de las evidentes contradicciones del alcalde, cabe analizar la idoneidad de su proyecto hotelero para los edificios de El Bosque, que como otras ideas de su mismo ingenio (parador nacional, posada real), obligarían a sacrificar los edificios a un uso banal, impropio del lugar, necesitado de obras e instalaciones excesivas que acabarían por desnaturalizarlos, aparte de determinadas servidumbres de acceso, limitaciones de visita pública, necesidades de aparcamiento y en competencia evidente frente a otros negocios hoteleros de la ciudad.
“Si el alcalde quiere que El Bosque sea autosostenible sólo tiene que mirar más allá de los Pirineos y verificar la rentabilidad de ejemplos de origen renacentista como el de Villandry (ver foto), con beneficios millonarios anuales sin necesidad de sacrificar edificios y terrenos para usos hoteleros, pero bajo ciertas premisas que nuestro primer edil no parece dispuesto a cumplir: un cuidado exquisito de todas las partes del conjunto (jardín de aparato, jardín de cuadros, jardín huerto o potager, jardín de simples o medicinal, laberinto, paseos de tilos, áreas de césped en torno al estanque, bosque, etc.) a cargo de una amplia plantilla de jardineros altamente cualificados y muy bien remunerados. Villandry es un excelente ejemplo para comprender que ese gasto de personal es garantía de visitas y de ingresos, es decir, la mejor inversión posible en un BIC-Jardín Histórico.

Lo cierto es que nuestro alcalde, que ya lo era en 1997, viajó por iniciativa de ASAM hasta Villandry para conocer in situ lo que allí se había creado y fue informado por su propietario, Enri Carvallo, de todos los detalles sobre sus características, mantenimiento y rentabilidad, pero a su regreso a Béjar tan sólo mantuvo machaconamente su fijación mental de entonces: un campo de golf en El Bosque. Nuestro alcalde no había aprendido nada y sigue sin aprender. ¿Cuál será su próxima ocurrencia para la «finca»?, ¿tal vez un secadero de jamones? ¡Hagan sus apuestas!”