El Juzgado de Salamanca desestima la demanda de la familia Servate contra el Ayuntamiento de Béjar

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Noviembre 08, 2008 - 13:56

La magistrada desestima la petición del matrimonio Servate al entender que se ha dado cumplimiento de su fallo en sus justos términos

El Ayuntamiento de Béjar no deberá de indemnizar a la familia Servate con 30.000 euros más las costas del juicio, al determinar el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Salamanca que el consistorio bejarano cumplió con lo establecido en la sentencia que le obligaba a eliminar el botellón del Regajo.

La magistrada desestima la petición del matrimonio Servate al entender que se ha dado cumplimiento de su fallo en sus justos términos "a la vista de las actuaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento demandado con posterioridad a la fecha del 8-07-2008 y acreditadas mediante la abundante prueba documental aportada en las que se acredita la adopción de medidas serias y contundentes por parte del citado Ayuntamiento para dar cumplimiento a la sentencia habiendo recabado incluso la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el Estado durante diversos fines de semana para impedir las concentraciones en la zona para la práctica del botellón y teniendo en cuneta que no consta acreditado que hayan existido nuevos incidentes, después de la adopción de las citada medidas, habiendo puesto fin al problema que suscitaba el botellón en la zona de El Regajo".

Otro de los motivos en los que basaban la solicitud de 30.000 euros los demandantes era "reiterada pasividad por parte del Ayuntamiento demandado para evitar e impedir las graves alteraciones del orden público con concentraciones diarias en las inmediaciones de la vivienda y permaneciendo impasible ante la convocatoria vía Internet de un macrobotellón en la zona el día 18 de junio de 2008 como medida de represalia por la sentencia". A esto la juez ha estimado que "no resulta del todo cierto que el Ayuntamiento haya permanecido impasible desde que se dicta la sentencia hasta que insta su ejecución forzosa sino que se observa que su alcalde participó en la Junta Local e Seguridad ciudadana dónde se trató el problema del botellón y se propusieron algunas soluciones, comunicando el Sr. Alcalde a los asistentes la existencia de dos convocatorias por medio de Internet de macrobotellones”.

Por todo lo anterior la juez considera "desproporcionado el importe de la indemnización que se reclama, mucho mayor incluso que la concedida en sentencia. En consecuencia, procede a desestimar la petición de indemnización"

A pesar de esto el Ayuntamiento de Béjar deberá de indemnizar a cada uno de los demandantes con la cantidad de 39,78 euros devengados de las cantidades objeto de condena (6.000 euros) como intereses de los días que van desde que se les comunicó el fallo del juzgado hasta que se ejecutó la sentencia.