La Junta Considera el acceso a La Covatilla como punto más conflictivo ante la campaña invernal



Redacción i-bejar.com
Octubre 27, 2010

El punto viario más conflictivo de la provincia de Salamanca ante las nevadas es la carretera de acceso a la estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla

La CovatillaEl delegado territorial, Agustín de Vega, ha presidido esta mañana la reunión de coordinación entre las administraciones para las actuaciones ante el riesgo de nevadas en la provincia de Salamanca. Se mantendrán activados el Plancal, los niveles de alertas y la vialidad de las carreteras. Agustín de Vega inisstio en la necesidad de prevenir las situaciones de riesgo para la población cuando se produzcan nevadas, por lo que la Junta mantendrá la campaña de que incluye recomendaciones a ciudadanos, automovilistas y ayuntamientos de acuerdo con los procedimientos del plan de alerta y la activación si fuera necesaria por situación de emergencia.

En este encuentro al que asistieron representantes de la Diputación Provincial, de la Subdelegación del Gobierno y de la Delegación Territorial, se han establecido las prioridades y se ha analizado el Plan Nacional de Predicción y Vigilancia de Meteorología Adversas en la Comunidad, así como las distintas previsiones meteorológicas, en función de los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología.

El punto viario más conflictivo de la provincia de Salamanca ante las nevadas es la carretera de acceso a la estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla, si bien teniendo en cuenta la experiencia de años anteriores, el operativo se continuará en la misma línea de colaboración con la Diputación Provincial, los ayuntamientos, las agrupaciones de protección civil, la Guardia Civil, así como con todos los agentes implicados. El delegado de la Junta ha reiterado su agradecimiento "por la disposición de todos a la hora de hacer frente a las situaciones y la necesidad de seguir colaborando durante los próximos meses".

Con este dispositivo, la Junta de Castilla y León pretende coordinar a todos los agentes implicados de las distintas administraciones públicas para prevenir las situaciones de emergencia derivadas del riesgo de nevadas y minimizar sus riesgos en caso de que se produzcan. De Vega cree que "también es fundamental la prevención y que cada administración se responsabilice de mantener las vías limpias y en perfecto estado, que conozcan la situación de los municipios y de sus habitantes y que todas colaboremos cuando los riesgos de las nevadas se conviertan en problemas de protección civil".

Bajo el título "No es un juego, no te la juegues" la Junta puso en marcha el año pasado una campaña informativa de prevención a través de folletos dirigida a ciudadanos particulares y también a automovilistas y ayuntamientos. Este año se mantendrá esta misma campaña porque se considera necesaria y eficaz para evitar riesgos. En ella se incluyen consejos sobre cómo actuar ante la llegada del invierno y también cuando las nevadas ya se han producido. Disponer de un botiquín de primeros auxilios y de aquellos medicamentos de uso frecuente, revisar el sistema de calefacción, tejados o cierres de ventanas así como asegurar el suministro de combustible o de sal en caso de heladas, son algunas de estas medidas preventivas que la Junta de Castilla y León recomienda a los ciudadanos.

Ante el riesgo de fenómenos meteorológicos adversos, las actuaciones previas pueden considerarse de prealerta, cuando se esperan nevadas que no tengan consecuencias negativas para la población.