IU no participará en hipotecar el futuro de Béjar por unas piscinas climatizadas

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Julio 13, 2013 - 14:54

Desde Izquierda Unida tienen la convicción de que no es el momento ni el método de ejecutar una obra de tal magnitud. El proyecto supondrá un desembolso mínimo de 60.000€ anuales durante 30 años más gastos añadidos y recuperaciones de las inversiones

La asamblea de Izquierda Unida de Béjar, denuncia públicamente la falta de moral política que manifiesta el Equipo de Gobierno en el último pleno extraordinario celebrado el pasado 11 de julio. Desde el movimiento político de Izquierda Unida manifiestan que las palabras del Alcalde de Béjar "son una vergüenza y por ello las rechazamos enérgicamente".

Para la formación IU, «En primer lugar, el partido popular de Béjar pretende ejecutar un macroproyecto de carácter privado pero con dinero público, presentando una propuesta en la que se indica previamente que harán falta anualidades para mantener dichas instalaciones, según palabras del señor alcalde “es muy difícil que unas piscinas sean rentables, casi ninguna lo es”. Con estas palabras confirma el señor Alejo Riñones que pretende comenzar un proyecto privado con dinero público que sobre todo no será rentable, exactamente harán un gasto a las arcas del Ayuntamiento de un mínimo de 60.000 € anuales durante 30 años más gastos añadidos y recuperaciones de las inversiones, cifras que podrían adquirir unas características astronómicas y que hipotecarían de nuevo a la ciudad de Béjar ¿Seremos los ciudadanos los que paguemos esa rentabilidad negativa como ya hacemos con proyectos millonarios como la Condesa o la Covatilla?»

Además deuncián que «el Alcalde de Béjar, insultó de manera directa a todos los obreros que trabajan para el Ayuntamiento de Béjar al decir "tenemos 300 y pico trabajadores que viven y comen del Ayuntamiento" sobre lo que nuestro portavoz de IU en el Ayto. Bejarano, Miguel Flores, reclamó respeto ya que "ningún trabajador vive ni come del Ayuntamiento, los obreros, los trabajadores comen y viven de su propio trabajo", sin obtener ningún tipo de disculpas por parte del Alcalde de Béjar».

Desde Izquierda Unida tienen la convicción de que no es el momento ni es el método de ejecutar una obra de tal magnitud. «Tenemos la seguridad, ya que así los informes de viabilidad económica así lo indican, que es un proyecto que dará perdidas y que, mientras haya más de 2.000 familias bejaranas en el paro, las necesidades urgentes en nuestra ciudad son otras como el reducir los impuestos, invertir en empleo público desde el ayuntamiento, tener unos servicios sociales de calidad y para todos, ayudar a las familias que más lo necesitan de Béjar. Este proyecto es una quimera que presenta el PP como suya, para poder salvar la poca credibilidad que tiene el Equipo de Gobierno ya que hasta la fecha no han sido capaces de cumplir ningún punto de su programa electoral, y vemos que esta propuesta es simplemente la intención de maquillar de cara a las elecciones de 2015 una pésima y despótica gestión de la ciudad de Béjar. Es una falta de moral política pues busca satisfacciones políticas y personales del señor Alcalde de Béjar a costa de hipotecar el futuro de todos los bejaranos y lapidar las arcas públicas. Todo ello cuando peor lo están pasando los ciudadanos».

Los equipos de trabajo de Izquierda Unida, tanto el movimiento político como el social, están trabajando y ejecutaran todas las acciones administrativas y directas necesarias para salvaguardar el futuro de los bejaranos y las bejaranas.